Gran movilización del Polo Obrero a la municipalidad de José C. Paz

Reclamó trabajo genuino, obras públicas y refuerzo alimentario para comedores y merenderos.

Este lunes 30 cientos de compañeros y compañeras desocupadas del Polo Obrero y una delegación de vecinos del barrio Vucetich, que vienen reclamando la urbanización con distintas acciones que incluyeron cortes sobre la Avenida Croacia, se movilizaron por las calles del centro paceño. Con destino en la municipalidad local, la movilización partió de la Secretaría de Salud y Acción Social y también tuvo una parada en el Concejo Deliberante. Cientos de personas reclamaron por un plan de obras públicas para las barriadas de José C. Paz, trabajo genuino y alimentos para los comedores y merenderos populares del distrito.

La acción de lucha piquetera tuvo por objetivo golpear al centro del poder político local. Durante su parada en el HCD paceño, la multitud denunció que este órgano del Estado municipal y los bloques políticos mayoritarios que lo conforman sirven desde hace décadas al régimen de pobreza y ajuste de todos los gobiernos que se han sucedido, y que por eso no han tenido una sola iniciativa en lo que respecta al trabajo genuino y la obra pública que mejore la calidad de vida de los vecinos como las cloacas y el agua potable. Si tomamos el caso del agua de red, de hecho, sólo el 8% de los vecinos tiene acceso a este servicio básico.

El régimen de poder personal que se encarna en la figura del pejotista Mario Ishii lleva 20 años gobernando el distrito, y no solo no ha dado una solución a los problemas de la desocupación y el hambre en los barrios, sino que año tras año van en ascenso. Tampoco se puso en marcha un plan de viviendas populares para dar solución a los problemas habitacionales de las familias trabajadoras del distrito. En medio de la pandemia el hacinamiento es una realidad palpable en los barrios, y por ello los vecinos vienen protagonizando grandes luchas por la recuperación de tierras en el ultimo período, como la ultima toma de Cuartel V donde fueron detenidos decenas de vecinos y nuestra compañera Estela Romero por reclamar un pedazo de tierra para vivir.

Luego de cortar la ruta 197, la movilización encabezada por compañeras del barrio Vucetich con carteles de reclamo y percusión tomó rumbo a la municipalidad. La marcha buscó desnudar y dejar en evidencia las continuas promesas incumplidas del municipio de mejoramientos y obras, y el hartazgo de los vecinos se hizo sentir. En los coloridos carteles se leían las consignas: ¡Basta de mentiras! ¡Cansados de pisar barro, queremos asfalto, iluminación y cloacas! ¡Basta de basurales!

Finalmente, la columna de cientos de compañeros llegó al edificio municipal por Avenida Gaspar Campos y se concentró frente a las puertas del palacio, donde un nutrido cordón de efectivos policiales y civiles custodiaba su entrada. Luego de una acalorada discusión y algunos forcejeos, una delegación de compañeros pudo ingresar y ser recibida por los funcionarios municipales. Este solo acto demuestra cuál es el carácter de la política municipal hacia los desocupados. Los funcionarios, entre los que se encontraban el secretario de Gobierno Claudio Pérez, de Acción Directa Pablo Mansilla, y de carteras claves como la Obra Pública y la Acción Social recibieron un petitorio que recogió los principales reclamos de los barrios: la necesidad de un plan de obras, refuerzo alimentario para comedores y merenderos, trabajo genuino y respuestas para garantizar el acceso a la educación para la juventud de las barriadas.

Durante la reunión se trataron los puntos del mismo, y los funcionarios se comprometieron a “ir dando respuestas a los reclamos en lo inmediato”. Al finalizar la misma, la delegación de compañeras y compañeros que ingresaron a la municipalidad transmitió el resultado de la negociación. Al grito de ¡Piqueteros, carajo! (lo que es por estos días todo un canto en defensa de los métodos que vienen siendo criminalizados con encono por los gobiernos), la concentración de compañeros se manifestó en estado de asamblea permanente a la espera del cumplimiento de los compromisos.

Sandra Becerra, dirigente del Polo Obrero, el Partido Obrero y precandidata a concejal por el Frente de Izquierda – Unidad en la lista 1A declaró: “El municipio prometió comenzar las obras de mejoramiento en los barrios. Veremos si se inician. Estamos en estado de alerta y asamblea permanente hasta que se respondan nuestros reclamos. En José C. Paz hace décadas que gobierna el PJ. Ahora, el candidato del Frente de Todos, Roque Caggiano, actual presidente del Concejo Deliberante local y hermano de Roberto Caggiano, secretario de Obras Públicas, quiere decirnos que va a solucionar lo que no pudo solucionar en todo este tiempo. La realidad de los barrios sigue empeorando día a día, crece el hambre y la desocupación. Por eso es fundamental que los vecinos paceños se organicen junto al Polo Obrero, como hoy hicieron los vecinos del Vucetich, y salgamos a luchar juntos por todas y cada una de las necesidades de los barrios. La orientación política de este municipio acompaña las políticas de ajuste del gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires. La oposición de derecha, que tiene su bloque en el Concejo Deliberante, no ofrece una alternativa distinta al oficialismo. Pejotistas y cambiemitas en todas sus variantes están de acuerdo en que esta crisis la paguen los trabajadores, y en esa línea la grieta entre ellos no existe. Nosotros queremos que la paguen los patrones, y por eso somos la única oposición que puede llevar todos los reclamos de los trabajadores y vecinos paceños al Concejo y al Congreso, con una alternativa obrera y socialista a la crisis”.

En esta nota

También te puede interesar: