Gran movilización en Mar del Plata del Frente Piquetero de Lucha

El lunes 26 de octubre el Polo Obrero de Mar del Plata salió a las calles junto al Frente Piquetero de Lucha, con más de 1.500 compañeros, para denunciar la falta de respuestas de los gobiernos provincial y local frente al aumento de la miseria y de los despidos en la ciudad, que nuevamente lidera el ranking de desempleo con más de 100.000 desocupados y subocupados.

El aumento de precios afecta y golpea a los asalariados y fundamentalmente a los desocupados. Desde el comienzo de la pandemia el Estado solo pagó fue un bono miserable de $10.000 llamado IFE, equivalente a $3.330 al mes -ya que se terminó cobrando cada tres meses. Al día de la fecha aún es una incertidumbre el cobro del cuarto IFE. La entrega de alimentos a los comedores y merenderos está muy por debajo del crecimiento de la pobreza.

La movilización pasó por el Instituto de la Vivienda Provincial para plantear el problema habitacional de la ciudad, cuando se estima en que hay más de 15.000 familias anotadas para conseguir una casa. Este número aumenta si se considera aquellos que tienen un hogar pero no tienen la escritura.

Las respuestas de los funcionarios de la gestión de Kicillof es que hoy no cuentan con ningún programa ni proyecto de tierras y construcción de vivienda. Teniendo una provincia rica en tierras, la realidad es que hay planes habitacionales que nunca se terminaron de construir. Por eso a la lucha de las familias de Guernica el gobernador solo responde con amenazas de desalojo.

El intendente Guillermo Montenegro no atendió al Frente Piquetero de Lucha en toda la cuarentena. El gobierno comunal ha hecho su propio ajuste, ya que la tarjeta alimentaria municipal se dejó de pagar desde comienzos de año, dejando a cientos de familias sin el único beneficio que tenían.

Montenegro y su secretaria de Desarrollo Social, Verónica Hourquebie, se apoyaron en los “comité de crisis” barriales impulsados por el gobierno nacional y provincial para mostrar como si afrontaran la situación de miseria de la ciudad. Sin embargo estos comités son totalmente impotentes para resolver cualquier demanda, y han sido un espacio para contener la lucha. Llamamos a todos los y las compañeras a romper con esta política de “paz social» y salir a las calles junto al Frente Piquetero de Lucha.

El Polo Obrero está organizando una gran campaña de organización en todos los barrios del partido de General Pueyrredón, para salir a luchar por trabajo, vivienda, y por un fin de año sin hambre. Planteamos que es fundamental un banco de tierras para destinar las tierras ociosas a resolver la crisis habitacional. Además, para financiar un programa de viviendas y obras públicas hace falta dejar de pagar la deuda y fijar un impuesto real a las grandes rentas y fortunas.

Vamos a un preencuentro por la tierra y la vivienda de todo General Pueyrredón, de cara a una gran movilización nacional por la vivienda y la urbanización de los barrios. Exigimos el aumento de los programas sociales equivalentes al salario mínimo, subsidios de $40.000 para los trabajadores desocupados.

Sumarse al Polo Obrero significa defender la independencia política de las organizaciones frente al Estado y las patronales, e impulsar la luchas por nuestras reivindicaciones a través del frente único de acción.

También te puede interesar:

La medida se realizó contra el intento de un fideicomiso de abrir la empresa con un reducido grupo de trabajadores.
Este viernes 4 se esperan acciones en más de 20 provincias del país.
Sumate a militar contra el régimen del FMI, por una salida obrera y socialista.
A más de un mes del desalojo reclaman por una solución para cientos de vecinos y vecinas.