La Matanza: Villa Celina, rebelión de los vecinos contra el narcotráfico

Piden justicia por el asesinato de Limbert Valero y denuncian complicidad policial

Limbert Valero, vecino de Villa Celina, fue asesinado por narcos

Así como hace algunas semanas la ciudad de Rosario fue noticia en todos los canales, por tener a los vecinos autoconvocados contra el narcotráfico, en el partido de La Matanza, en la localidad de Villa Celina -zona limitante con la Capital Federal-, ocurrieron hechos nunca antes vistos.

El jueves 16 de marzo por la tarde-noche Limbert Valero salía de su casa en busca de agua ya que en el barrio 17 de Noviembre no llegaba el servicio, como ocurrió durante todo el verano.

En las inmediaciones de su domicilio, vecinos se reunieron porque las alarmas vecinales comenzaron a sonar (como se estaba haciendo costumbre). En ese momento, narcotraficantes instalados en el barrio se dirigieron hacia la concentración de vecinos para dispersarlos a los tiros.

Limbert, al ver esta situación, corrió hacia su domicilio y se cayó al suelo, donde uno de los narcos lo ejecutó. Sin ningún motivo ni razón alguna, ya que sólo había salido de su casa a buscar agua. Hirieron de bala a otro vecino que tuvo que ser intervenido.

Esto desató la furia en el barrio y en la localidad. Al día siguiente, el viernes 17 de marzo durante la mañana, una masiva movilización se dirigió a la comisaría, sin respuestas del personal, donde confirmaron que no había ningún detenido por el homicidio y las heridas de bala. Los vecinos exigieron que se desmantelen dos bunkers que operan en la zona, y la policía se dirigió hasta esos domicilios, pero no hubo ningún allanamiento. El personal se retiró del lugar ni bien llegaron, y nuevamente enfurecidos, los vecinos incendiaron la casa de los narcos. Luego se dirigieron a cortar la autopista Ricchieri durante la tarde, acción que repitieron el jueves 23.

El lunes 20 a las 18hs se autoconvocaron en las puertas de la comisaría que se encontraba vallada y rodeada de efectivos, por lo que dirigieron la marcha hacia la rotonda y realizaron un corte.

El comisario de Villa Celina fue removido luego de este levantamiento barrial. Pero está claro que eso no soluciona nada.

Las bandas narco actúan con impunidad, están 100% amparadas por la policía, la justicia y el poder político.

La inseguridad es organizada desde el propio Estado

Mientras los políticos capitalistas están en campaña electoral y arengan contra “la inseguridad”, los vecinos la sufren en carne propia. Porque la inseguridad está organizada desde el propio Estado.

Todos saben dónde están las cocinas de paco, los tranzas, los narcos, pero nadie hace nada. ¿Por qué? Porque el negocio es redituable. Los intendentes garantizan el territorio para la acción de estas bandas, junto al Poder Judicial local y la Bonaerense, que también tiene su cuña a fondo. Estos negocios son kioskos para toda esta red de complicidades.

Villa Celina tiene la particularidad de tener una inmensa población migrante, boliviana mayoritariamente, y peruana y paraguaya. La vulneración a los derechos humanos es cotidiana. Una comunidad que trabaja en la construcción (en negro), en talleres de costura (clandestinos), en ferias itinerantes donde reciben aprietes para darle coimas a la policía para dejar colocar sus puestos; es parte del primer cordón de La Matanza pero carece de servicios esenciales y sufre sobrepoblación. No tiene red de agua potable, se inunda, carece de iluminación y de servicios de recolección de residuos. Los trabajadores de Celina “viven como pueden”. Pero ¿hasta cuándo?

La injusta muerte de Limbert despertó en los vecinos de Celina una bronca contra el régimen social que nos gobierna. Toda esa bronca debe transformarse en organización y lucha.

Desde el Polo Obrero acompañamos todo ese proceso y lo vivimos muy de cerca, ya que el fallecido era marido de una compañera nuestra y otro de los heridos también.

Las organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos, colectivos de migrantes, campañas, debemos unirnos en un gran frente único contra el ajuste y el avance del narco y denunciar a toda la cúpula de responsables, y movilizarnos al poder político de La Matanza para que este crimen no quede impune y no tengamos más Limbert en Celina y en todo el distrito.

Basta de balas del narco. Basta de zonas liberadas. Desmantelamiento de la Bonaerense. Urbanización de todas las barriadas. Justicia por Limbert. Espinoza,  Kicillof y Berni son responsables.