26/04/2001 | 704

La primera victoria del Bajo Flores

El jueves 19/4 los integrantes de la Comisión de Desocupados de Bajo Flores nos movilizamos a la Secretaría de Promoción Social del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con el propósito de exigirle al gobierno una respuesta sobre el petitorio firmado por más de 100 compañeros, presentado la semana anterior, que reclama básicamente:


1- Puestos de trabajo con salario mínimo de 600 pesos o subsidio de 500 pesos.


2- Bolsones de comida.


3- Elementos de abrigo e higiene.


4- Construcción de dos guarderías.


Más de cuarenta compañeros, de los 325 empadronados de la Villa 1-11-14 y Rivadavia II del Bajo Flores, ingresamos y «copamos» dicha secretaría; esto provocó que nos atendiera el responsable, el frepasista Daniel Cabarosi. Ocho compañeros ingresamos a discutir punto por punto el petitorio, acompañados por la banca del Partido Obrero y el compañero Néstor Pitrola del Polo Obrero.


Sin duda la discusión que tuvimos fue más que aleccionadora sobre cómo funciona la administración de la Alianza en la ciudad, con Ibarra a la cabeza, sobre el primer punto: Puestos de trabajo con salario de 600 pesos. Cabarosi dijo que «Promoción Social» no se ocupa de otorgar puestos de trabajo y menos con salarios de 600 pesos, y que no conoce repartición en el gobierno que se dedique a otorgar empleos; que en el caso de llegar a realizar algún proyecto, por ejemplo la construcción de la guardería, se podría llevar a cabo con «Planes Trabajar» de 160 pesos. Los compañeros redoblamos la apuesta y exigimos que cualquier clase de emprendimiento para el barrio se realizara con salarios de 600 pesos; denunciamos que el gobierno de Ibarra no tiene ninguna política para darle salida a la desocupación y miseria, así como no tiene una política para que los desocupados ingresen al «Plan de Vivienda» que se está implementando en la 1-11-14 y Rivadavia II, y que el próximo paso será dirigirnos directamente a Ibarra hasta conseguir nuestros reclamos. Pero sí conseguimos un compromiso de solución de las otras cinco reivindicaciones del petitorio, lo que demuestra que con la organización y la lucha conseguimos y conseguiremos imponerle al gobierno de Ibarra-Cavallo nuestra fundamental reivindicación: Puestos de trabajo con salario mínimo de 600 pesos, o subsidio de 500 pesos. Para esto es necesario que todos los desocupados de los barrios de la Capital marchemos a la sede del Gobierno de la Ciudad y realicemos un plan de lucha coordinado para lograrlo.

En esta nota

También te puede interesar: