AJUSTE

Los piqueteros ganaron las calles en un clima de importantes luchas

Crece el movimiento de desocupados organizado que enfrenta al gobierno y al FMI.

La jornada nacional de lucha que protagonizaron las organizaciones del Frente de Lucha Piquetero y el Polo Obrero, este pasado jueves 19, pudo pasar como una acción más de las y los miles de desocupados que pelean por sus reivindicaciones sino fuera por el salto en cantidad, expresado en las calles, y por la confluencia con otros sectores obreros que luchan contra el ajuste del gobierno y el FMI.

Se trató de una movilización excepcional, no solo por el número de los participantes, que en Plaza de Mayo llegó a albergar a unas 20.000 personas, colmando la plaza, la misma cantidad que durante horas mantuvo colapsado el centro porteño con una columna que se extendió desde el Obelisco hasta Av. De Mayo, sobre Av. 9 de Julio; sino que a la misma se plegaron nuevas organizaciones como el MST Teresa Vive y el Movimiento Barrial de Trabajadores (MBT), entre otras, que aportaron lo suyo a la jornada.

Los preparativos arrancaron bien temprano en el Conurbano bonaerense, con citas y encuentros desde las 8 de la mañana para arribar con colectivos, tren y subte a la convocatoria. Dentro del Polo Obrero se destacó una numerosa participación de compañeros y compañeras de La Matanza, con 2.700 personas, y de la zona sur, que batió récords de movilización llegando a más de 2.600 manifestantes.

En La Plata tuvo lugar un crecimiento exponencial del Polo Obrero, que llegó a organizar a más de 600 personas en el corte de la Autopista Buenos Aires-La Plata.

En Mar del Plata la jornada llegó a reunir unas 2.000 personas, que cortaron la Ruta N° 226 que va a las ciudades de Balcarce y Tandil.

En Córdoba una columna de 3.500 compañeros y compañeras ganó las calles de la ciudad, sumando el repudio a la represión del barrio Estación Ferreyra y reclamando la inmediata liberación de todos los detenidos.

Estas postales se replicaron en la mayoría de las ciudades donde tuvieron lugar acciones y manifestaciones convocadas por el Frente de Lucha Piquetero.

Un clima de luchas

El plan de lucha lanzado por el Frente de Lucha Piquetero, por la conquista de trabajo genuino, la apertura de los programas sociales, el aumento de los montos y un bono de $15.000 -de carácter universal y que incluya a los jubilados que cobran la mínima- sale a la calle con una contundente jornada que expresa la necesidad de miles de familias de tomar cartas en el asunto contra el ajuste.

 

El Polo Obrero ya había anticipado la masividad de esta jornada con una participación histórica en el acto del Partido Obrero en Plaza de Mayo, que reforzó esta convocatoria y ubicó a la misma en el plano de la lucha política contra el ajuste y la miseria que desenvuelve el gobierno, según las demandas del Fondo Monetario Internacional, con un crecimiento de la pobreza, la desocupación y el recorte de las partidas como el IFE.

La acción de las organizaciones piqueteras fue precedida por distintas luchas, como la de los y las trabajadoras de la salud porteños, la caravana de trabajadores judiciales, el corte de jubilados en el Puente Pueyrredón y la concentración de jubilados frente al Congreso contra el saqueo a las jubilaciones. Mientras las columnas piqueteras avanzaban por CABA confluyeron con los trabajadores telefónicos que se encontraban manifestándose por la muerte de un trabajador precarizado y por las paritarias.

La inflación y suba de los precios, las paritarias a la baja, el cuasicongelamiento de los montos de los programas sociales, el recorte del gasto público y el crecimiento de las necesidades obreras y populares, de la mano de una crisis que escala, son las principales razones de este fenómeno de consolidación y crecimiento de los y las desocupadas. La lucha por la tierra y la vivienda también se inscriben como un capítulo de esta historia, que ha puesto a las organizaciones independientes del Estado a prueba, enfrentando la política de represión y desalojos. El Polo Obrero tambien ha superado esta prueba.

Una primera victoria y por más

Con esta contundente movilización se logró arrancar la duplicación de la entrega de productos navideños y el aumento de la asistencia a los comedores y merenderos. Sin embargo, la lucha sigue por el bono de fin de año, el trabajo genuino, la apertura de los programas y el aumento de sus montos.

Al cierre de la jornada, Eduardo “Chiquito” Belliboni  manifestó, por el Polo Obrero, que si no se atienden estas demandas urgentes se intensificarán las medidas de luchar y “habrá acampe piquetero”. Toma fuerza la organización independiente de los trabajadores desocupados en tiempos en los que urge satisfacer las necesidades populares enterradas por los gobiernos ajustadores tributarios del capital financiero y los banqueros.

También te puede interesar:

Continúa el plan de lucha contra un régimen de ajuste y de hambre.
Cuando la crisis más golpea y en las vísperas de las fiestas y el fin de año, castigan con más hambre a las familias trabajadoras.
Contra el ajuste en los comedores y por un fin de año sin miseria.
Con una jornada en distintos puntos del país reclaman un bono compensatorio de $15.000 y un fin de año sin hambre.
Escribe Néstor Pitrola. El ajuste fondomonetarista en marcha en el centro del debate nacional.