La marcha del 20/4 convocada por las organizaciones de la región (Polo obrero, Cuba-MTR y la Coordinadora Fidel Tonillo), tuvo sus resultados: nos demostró que nuestra caracterización es correcta. Días después nos llamó el intendente con el objetivo de intentar romper el frente de lucha. Trató de explicar de forma burocrática el por qué de los problemas en la salud, de la impunidad de los actos cometidos por la cana, etc. Pero nuestras intervenciones caían como bombas y todos sus argumentos repodridos perdieron su sostén.


Le arrancamos el compromiso de la atencion gratuita para todos los desocupados en el hospital de la ciudad (en donde te obligan a pagar 4 pesos), limpieza del tanque del agua del barrio Copello, desmalezamiento, etc., pero con respecto al asesinato de la nena Varela hizo igual que Poncio Pilatos: se lavó las manos, diciendo que era un tema a tratar por el Jefe de Gobierno, ya que él no tenía nada que ver con la cana… ¿Es decir que en su ciudad matan a una nena de 5 años y él no tiene nada que ver? Pero no nos vamos a quedar: Bermúdez quiere justicia, por Rocío y por todos los ciudadanos. En estos días falleció otro vecino más por falta de ambulancia en la ciudad: ¿en esto tampoco es responsable?


El 20/5 volveremos a marchar, con más fuerza que nunca, para exigir justicia para Rocío y para todos los niños de la ciudad, por una salud pública y gratuita, por una ambulancia disponible las 24 horas que asista a todo aquél que no tiene recursos y hoy muere por falta de la misma; por arreglos y limpieza en la ciudad. Y si no lo pueden resolver, que se vayan. ¡Que se vaya Varela! ¡Que se vaya el Concejo! ¡Y que se lleven a la policía!


¡¡¡Todo el poder a una Asamblea Popular!!!

También te puede interesar:

Organizado por el Polo Obrero, con la precandidata a diputada nacional Carla Deiana.
La lista “1A Unidad de la Izquierda” para las elecciones del próximo 12 de septiembre.
En un distrito castigado por la pobreza, la desocupación y el déficit habitacional vamos con el Frente de Izquierda Unidad.
Allanamiento intimidatorio como parte de una persecución que persiste a pesar de denuncias de los atropellos.
Fueron para debatir y apoyar el programa del Partido Obrero y el FIT-U.