Luego de la enorme movilización contra el ajuste y la derecha, vamos por un plenario piquetero ampliado

Plaza de Mayo

Cuando este número de “Prensa Obrera” esté en la calle y en la web, decenas de miles de trabajadores estaremos copando las calles en Plaza de Mayo y en todo el país

La convocatoria de la Unidad Piquetera a una movilización unitaria fue respondida por más de 50 organizaciones sindicales, sociales, ambientales, de jubilades, pueblos originarios, centros de estudiantes, etc.

Una fuerza considerable se reunió en los últimos días para discutir una acción común y elaborar un documento frente a la coyuntura. La reunión -que también tuvo la participación vía zoom de importantes delegaciones del movimiento obrero, como los sindicatos de ATE Córdoba y UEPC Capital (docentes de Córdoba), el Sindicato Ceramista de Neuquén, Uatre Ledesma, Suteba Multicolor de Bahía Blanca, Marcos Paz y Tigre, Aten Plottier, o la junta interna de Textilana, entre otros- mostró la voluntad de una parte de los trabajadores de enfrentar el ajuste del gobierno y el FMI, y la ofensiva antiderechos que plantean tanto Milei como Bullrich.

Los participantes de la reunión fueron claros en la delimitación política que surgió del escenario electoral, con la posibilidad de un triunfo del ultraderechista reaccionario y fachista Milei, pero alertando sobre la trampa de encolumnarse detrás del gobierno del FMI.

En ese sentido, el documento elaborado es un gran paso adelante en la reorganización de la clase obrera para enfrentar tanto a unos como a otros ajustadores y representantes de los capitalistas, y denuncia la trampa que significa el llamado mal menor para millones de trabajadores, una política que defiende la burocracia sindical y los movimientos sociales oficialistas, que intentan maniatar a la clase obrera y dejarla inerte ante el ajuste y la derecha.

Esta importante acción del jueves tiene que ser la punta de lanza para una nueva iniciativa por la que ya se pronunciaron varios sectores en las reuniones previas.

Desde el Polo Obrero entendemos que está madura la situación para la convocatoria a un nuevo plenario piquetero ampliado, convocado en conjunto con sectores del movimiento obrero en lucha y organizaciones del pueblo y los trabajadores, sumando nuevas iniciativas.

El plenario piquetero plantea un método que enfrentó tanto al gobierno de Macri como actualmente el de los Fernández mediante la unificación y la deliberación colectiva.

Un plenario de delgados con mandato que, por supuesto, sume a todos los sectores en lucha de los sindicatos dispuestos a acompañar las acciones prácticas y concretas que se discutan y se voten para desenvolver un plan de lucha por las reivindicaciones comunes del movimiento popular.

Un debate importante que se planteó en las reuniones previas fue introducido por los compañeros del PTS e IS, que insistieron en incorporar un párrafo electoral sobre los candidatos de las próximas elecciones, sin reparar en que los sindicatos no tenían mandato para sugerir un voto al FIT-U y varias de las organizaciones piqueteras son abstencionistas. Desde el Polo Obrero explicamos que llamamos a votar a Bregman-Del Caño, pero que no podía condicionarse una acción de lucha de masas al estrecho campo de la campaña electoral, en la que una parte de los convocantes llamar a votar a la izquierda, pero otros no, y esta acción suma a todos los que luchamos contra el ajuste y la derecha.

Claramente la perspectiva que tiene la clase obrera no se puede reducir a su intervención electoral y necesita imprescindiblemente el desarrollo de una amplia lucha por las reivindicaciones que desenvuelva una conciencia por su independencia política.

Esto no puede significar reducir la intervención de la clase obrera al terreno electoral y mucho menos anteponiéndola a la unidad de acción.

Es importante, entonces, que en la perspectiva de un plenario de ocupados y desocupados dejemos de lado la perspectiva electoralista por una acción común de los trabajadores, impulse por abajo el paro nacional y un plan de lucha que impulse los reclamos y a la vez ayude a la evolución de la conciencia general de las masas, para impulsar el desarrollo de una alternativa política socialista y revolucionaria.