28/02/2002 | 743

Miles de piqueteros marchan en Córdoba y Cruz del Eje

El miércoles 20, más de 1.000 manifestantes llegaron a la Casa de Gobierno para reclamar «que se vayan todos», «fuera De la Sota y todos sus funcionarios».


La movilización, convocada por la Asamblea Piquetera (Polo Obrero y MTR) y el Partido Obrero, fue sólo un reflejo; en los barrios quedaron cientos de personas que no tuvieron medios para llegar al centro. La movilización que recorrió el centro de la ciudad culminó con un acto en la Casa de Gobierno donde hablaron los convocantes y representantes de la Asamblea Popular de Villa El Libertador y de José I. Díaz.


Al día siguiente, más de 600 piqueteros del Polo Obrero y el MTR cortaron la ruta 9 en la entrada a Córdoba y la ruta 5 en villa El Libertador, con el reclamo de trabajo; el corte se levantó cuando se obtuvieron 250 nuevos planes y 1.000 planillas más, quebrando la pretensión del gobierno de derivarlos a los «consejos consultivos».


En Cruz del Eje, el miércoles, también mil personas se movilizaron al municipio y el jueves cortaron la ruta por más planes de empleo, impulsadas por la Asamblea Piquetera.


Toda esta lucha se inscribe en la peor crisis en la historia de la provincia: caída del 40% de la producción industrial, cesación de pagos en la provincia y en los municipios, mayor aumento del índice de desocupación del país, colapso de la salud pública (desabastecimiento de hospitales, cierre de dispensarios municipales), amenaza del cierre de las fábricas automotrices (Renault produciría 800 despidos). Esta es, a grandes rasgos, la situación de Córdoba.


El fracaso del gobierno delasotista no encuentra límites. Después de frustrarse la llave maestra de toda su política (las privatizaciones), empieza el derrumbe de la otra pata de su gobierno. Así, Motorola amenaza con un juicio millonario por incumplimiento de contrato ante la evidencia de que el municipio cordobés no tiene fondos para construir el comprometido edificio de la empresa.


Todos contienen la caída del Gallego


El derrumbe provincial presagia una crisis política de dimensiones extraordinarias que hoy está siendo contenida por prácticamente todos los sectores políticos. De la Sota ha padecido dos crisis de gabinete, en la última pretendió sumar en el gobierno al sector «productivo» (la Fundación Mediterránea, el Grupo de los 8, etc.), pero finalmente éstos le dieron la espalda para «dedicarse a solucionar los problemas de sus empresas», y han dejado a De la Sota solo con su equipo de «políticos». El derrumbe de la economía provincial (y de «sus» empresas) no se arregla con un ministerio.


La otra gran crisis es la de la Municipalidad de Córdoba, que está prácticamente a la deriva, cuyo intendente ha quedado huérfano de todo apoyo político y ha implicado la fractura de hecho de la coalición gobernante. Su renuncia está todos los días a la orden; si nadie la empuja más es por temor a que ella arrastre a todo el gobierno provincial.


Hay una total inacción de la burocracia sindical y de los partidos políticos. El Smata y la UOM están todavía peleando por mayores subsidios y hacen lobby junto a De la Sota frente la gobierno nacional. El miércoles, se movilizaron 800 mecánicos que fueron llevados a la Casa de Gobierno para gestionar los subsidios provinciales y nacionales a Renault. La UTA vive en asamblea permanente sin que su directiva se anime siquiera a un paro parcial, que los choferes realizan por las suyas ante la crisis sin precedentes del sistema de transporte y la amenaza de la pérdida de 1.300 puestos de trabajo; los gremios estatales han aceptado el diferimiento del 50% del medio aguinaldo sin fecha y el pago del 60% del salario en bonos superbasura (el Lecor).


Los partidos políticos también están sosteniendo al gobierno; algunos por su total derrumbe en la provincia, como es el caso de la UCR y el Frepaso. Otros están paralizados. IU ha establecido una mesa en la Legislatura con el ARI y el Polo Social. El resultado es que desde hace un mes y medio se limita a la presentación de un proyecto de ley para fabricar medicamentos en Córdoba (ya un diputado del PJ presentó un proyecto similar).


Piquetes y cacerolas por una Asamblea Constituyente


El escenario de la lucha está prácticamente hegemonizado por la lucha de los desocupados y la proliferación de las asambleas populares, que lentamente van ganado los barrios. En la mayoría de ellas la consigna central es «que se vayan todos» y, en algunas se ha agregado el reclamo de la Asamblea Constituyente.


Sacar a la provincia del derrumbe sólo es posible si se produce una profunda reorganización política, social y económica que es incompatible con la permanencia de De la Sota y de Kammerath y requiere de una Asamblea Popular Constituyente en la provincia que realice las tareas de abrir las fábricas, reconvertir la producción, terminar con la desocupación, poner en funcionamiento el sistema de salud, aumentar los salarios, etc.


La preservación del gobierno delasotista es un acto «contra natura», la lucha popular va a poner las cosas en su lugar.


 


Actos en Córdoba


  • SAN VICENTE – Plaza de la Feria – Domingo 3/3, 12 hs
  • CIUDAD UNIVERSITARIA – Facultad de Filosofía – Martes 5/3, 19 hs
  • VILLA LOS LLANOS – Juárez Celman, Plaza Central – Miércoles 6/3, 20 hs
  • JOSE I. DIAZ – V Sección – Miércoles 6/3, 18 horas
  • VILLA EL LIBERTADOR – Plaza – jueves 7/3, 19 horas