Miles en la movilización piquetera en Córdoba

Se presentó nuevamente el reclamo de las familias desalojadas ilegalmente en Estación Ferreyra.   

La convocatoria del Frente Piquetero de Lucha  en Córdoba en la jornada nacional de lucha fue masiva. La cabecera de la movilización partió desde Colón y Cañada hacia la municipalidad, la marcha fue breve, puesto que la extensión de las columnas ocupó desde la explanada de la municipalidad hasta calle Mariano Fragueiro. Desde las diferentes asambleas barriales se volvió a construir una acción de lucha por todos los reclamos pendientes, entre ellos el del trabajo genuino, universalización de planes, asistencia a comedores, tierra y vivienda.

En ese sentido, en el municipio se hizo sentir el reclamo de que se aplique el Banco de tierras que la gestión de Martin Llaryora viene negando. En este punto tampoco hay grietas, el anterior intendente Mestre se signó radical tampoco cumplió con un planteo elemental que figura en la carta orgánica. Es que todos quienes gobiernan tienen una orientación que niegan en los hechos el derecho a la tierra y la vivienda. Por eso el ejecutivo municipal valló el Palacio 6 de Julio, apostando a la guardia de infantería.

Desde el municipio se marchó hacia la sede del ministerio de Desarrollo de la Nación, que también fue vallado. Además se presentó a casa de gobierno de la provincia un nuevo reclamo por las familias desalojadas ilegalmente en Estación Ferreyra. Luego de la represión y detención de compañeras realizado por fuera de todo marco legal, aplicando torturas y una represión alevosa, Schiaretti dejó literalmente a las familias con lo puesto, porque la policía les destrozó sus pertenencias. Con la movilización se volvió a exigir respuestas, además de levantar una salida integral para hacer efectivo el acceso a la vivienda.

La movilización del Frente de Lucha piquetero marca toda una perspectiva de lucha para el conjunto del pueblo trabajador. El año se termina con una realidad agobiante para las familias trabajadoras, 6 cada 10 hogares ya registran demoras en el pago de los servicios básicos, porque el salario mínimo “vital” y móvil, fue fijado por el gobierno, las cámaras patronales y la CGT en $ 18.900, menos de la línea de indigencia. A este ritmo la carne molida es un artículo de lujo en la mesa de las y los cordobeses.

En este marco, el trabajo de agitación y acción por parte del Polo Obrero continúa impulsando una salida política y reivindicativa para el conjunto del pueblo trabajador. En ese sentido, la movilización realizada en el día de hoy fue un paso adelante en la perspectiva de construir un paro nacional, y en el desarrollo de una salida a la crisis desde el campo de las y los trabajadores.

 

En esta nota

También te puede interesar:

La burocracia de Uepc y el gobierno especulan contra el salario.
"La jubilación mínima es casi nada".
Una esvástica y distintos garabatos dañaron la obra en homenaje.
Reclaman un aumento del 100% de la tarifa base que ganan por pedido y mejoras en la aplicación.
Se encuentra internado e incapacitado en el Sanatorio Allende de Córdoba.