Organizaciones piqueteras anuncian acciones ante la baja del gobierno de 50.000 programas sociales

Alberto Fernández recorta recursos de los pobres para entregarlos al FMI.

Willy Monea, Ojo Obrero Fotografía.

El frente de organizaciones de la Unidad Piquetera -que reúne a más de 30 organizaciones- realizó a una conferencia de prensa para denunciar la intención del gobierno nacional de proceder a la baja de 50.000 programas sociales y para convocar a medidas de lucha de no reverse esta posición oficial. Señalan que Alberto Fernández recorta los ingresos de los pobres para destinarlos al pago de la deuda externa.

Contrario a lo que afirma el gobierno, que se estaría privilegiando la agenda de los más vulnerables, este ajuste sobre 50.000 beneficiarios del programa Potenciar Trabajo se inscribe en la línea de “austeridad” del Presupuesto 2021.

Eduardo Belliboni, por el Polo Obrero, manifestó: “En este marco de crecimiento de los casos, de Covid, de una nueva ola, el gobierno dice que nos quedemos en casa, pero no hay vacunas, no hay trabajo y casi no hay alimentos en los comedores populares. Y encima el único programa social es limitado y se le cierra las puertas a las personas que lo necesitan para sobrevivir”.

Desde la cartera de Desarrollo Social, que dirige el ministro Daniel Arroyo, le han comunicado a las organizaciones piqueteras la “falta de recursos” para el sostenimiento de estos programas, en contradicción con los anuncios de Alberto Fernández, en su discurso de inauguración de las sesiones legislativas del 2021, donde proyectó la incorporación de unos 300.000 nuevos beneficiarios.

Se trata de trabajadores esenciales que se ocupan del funcionamiento de cientos de comedores y merenderos en todo el país, cuya demanda ha crecido al ritmo de la extensión de la desocupación y la pobreza, entre millones de familias.

 

“Lo que prima en la Argentina es un ajuste contra los trabajadores que orden el FMI, y eso no lo vamos a aceptar. Por eso esta Unidad Piquetera anuncia el inicio de un plan de lucha si el gobierno no da respuestas inmediatamente”, agregó Belliboni.

Los comedores populares de las organizaciones piqueteras no solo se enfrentan a esta embestida contra los beneficiarios del Potenciar Trabajo, sino que vienen sufriendo recortes significativos en la provisión de alimentos por parte del Estado nacional, que desde hace meses a descontinuado las entregas regulares.

Las organizaciones piqueteras anunciaron que irán a cortes, acampes y movilizaciones, para la semana entrante, de confirmarse esta orientación ajustadora del gobierno, lo que demuestra que Alberto Fernández no tiene ninguna intención de evitar grandes manifestaciones en medio de la pandemia, si al mismo tiempo ataca resueltamente las condiciones de vida de miles de trabajadores precarizados.

También te puede interesar:

Panorama político de la semana.
La encerrona en que se encuentra toda la política económica de rescate de la deuda.
El gobierno simula medidas sanitarias, pero manda a millones de trabajadores a contagiarse.
Se mantienen en estado de alerta y movilización ante incumplimiento.