19/08/2004 | 864

Pehuajó: un triunfo obrero y piquetero

La lucha de los compañeros organizados en el Polo Obrero, a la que se siguen sumando vecinos y trabajadores, ha logrado esta semana impor­tantes triunfos.


El primero es haber logrado poner en debate la persecución política a más de 70 municipales con­tratados y a los asistentes sociales de los barrios, que el gobierno quiere reemplazar por sus propios punteros. El intendente se vio obligado a iniciar un diálogo con los dirigentes del Polo y los vecinos que se movilizaron en defensa de sus asistentes y trabajadores, y a comprometerse a mantener los puestos de trabajo de todos los contratados y de las asistentes.


La movilización puso de manifiesto, también, que el Municipio tenia cajoneado el proyecto del plan de viviendas. El jueves pasado, los compa­ñeros tomaron posesión de los terrenos en un ac­to que movilizó a una importante cantidad de per­sonas. Al intendente se le comunicó que Íbamos a permanecer allí hasta tener una copia del tra­mité iniciado, sellado y firmado, lo que finalmente ocurrió. La portada del diario Noticias daba cuen­ta de este triunfo.


El empadronamiento y la elección de un dele­gado cada 10 y las asambleas han sido un po­tente método de organización.


En tercer lugar, la largamente incumplida pro­mesa de materiales para los comedores de Barrio Don Domingo, Norte y Hernández ha empezado a cumplirse, y la presencia del nuevo Secretario de Desarrollo Humano en los comedores mismos reunido con los delegados y la Mesa del Polo es sin lugar a dudas, una señal del triunfo de nues­tra lucha.


La fuerza de la movilización, mayoritariamente de mujeres, ha dado gran impulso al II Encuentro Regional de la Mujer que se realizará el 4 de septiembre en Pehuajó, preparatorio del Encuentro Nacional.

También te puede interesar:

En el marco de una inflación sin techo y de una devaluación que se acelera. Escribe Eduardo Salas.
Por encima del índice nacional.
El acuerdo con el FMI engrosará esta hipoteca impagable.
El FMI dirige la batuta en un país hambriento y saqueado.
El gobierno benefició a la banca y hundió a los jubilados en la indigencia.