31/01/2002 | 739

Piquetes y cacerolas

Desde el lunes 21, la CTD (Coordinadora de Trabajadores Desocupados) de Cipolletti está en un piquete frente al Municipio por la defensa y extensión de los planes Trabajar y que estén bajo control de la CTD.


De los 350 cupos que le corresponden a Cipolletti, se están exigiendo 200. En diciembre pasado, después de varias movilizaciones, la Provincia se comprometió con 100 planes, que el intendente Arriaga desconoce, intentando otorgar 50 planes en febrero y otros 50 en marzo, pretendiendo así dividir la organización. La CTD rechazó esta oferta porque se sigue de esta manera dando prioridad al manejo punteril, dejando así a muchos compañeros sin trabajo.


El piquete frente al Municipio ha ganado el apoyo de la ciudad que se ve reflejado en las numerosas donaciones de alimentos y dinero que día a día están llegando.


El cacerolazo del jueves 24 confluyó en el piquete con más de 300 personas, soldando así la lucha por trabajo con la lucha de todo el pueblo.


Crece la conciencia de que hay que organizarse y salir a la calle, y que la situación no da para más con estos políticos patronales.


El lado flaco de la protesta se sigue concentrando en la Multisectorial, que ha dado un tibio apoyo, delimitándose en la colocación de algunas banderas, pero sin hacer acto de presencia, ni llamando a sus afiliados a permanecer y hacer el aguante en el piquete.


¡Viva la lucha de los desocupados de Cipolletti!; Fuera Duhalde, Verani y Arriaga; por una Asamblea Popular de Cipolletti, que junte todos los reclamos de trabajo, salud y educación para organizar la Huelga General.

También te puede interesar:

En el centro porteño, tres columnas de piqueteros se dirigieron a Plaza de Mayo.
Desde adentro de la movilización, los métodos y reclamos que sacudieron las calles del país.
Lili, de La Matanza (PBA), convoca a salir con todo, el 18, a las calles.
Aniversario de una enorme organización de los trabajadores.
Un crimen contra la clase obrera que aún sigue impune.