04/04/2002 | 748

Plan de lucha del Bloque Piquetero Nacional

El Bloque Piquetero Nacional, reunido en la ciudad de Rosario el 28 de marzo de 2002, bajo la presidencia honoraria de la compañera Graciela Acosta, caída el 19 de diciembre en Gobernador Gálvez, Santa Fe, adopta la siguiente resolución, aprobada por la Mesa Nacional con la presencia de las organizaciones integrantes (MTR, Polo Obrero, MTL, FTC y CUBA Nacional) y delegaciones invitadas de Rosario, Córdoba, Salta, Chaco, Santa Fe, Gálvez, Villa Constitución y San Lorenzo.


1 Los últimos acontecimientos han verificado la caracterización del gobierno de Duhalde que hiciera la Asamblea Nacional de Trabajadores del 16 y 17 de febrero pasado. Esto es, de un «gobierno enemigo de la clase obrera y el pueblo»: después de haberle entregado decenas de millones de dólares a la banca y a los explotadores nativos a través de la «pesificación» y licuación de deudas, el gobierno se lanza a la tarea de transferirle esta gigantesca hipoteca a las masas trabajadoras. El libreto de esta nueva confiscación lo dicta el FMI, y Duhalde es su ejecutor. La primera de estas exigencias, es la política que ha llevado al dólar a las nubes, con sus consecuencias atroces en términos de carestía para el pueblo. Mientras los salarios continúan «pesificados», los monopolios alimenticios o farmacéuticos han dolarizado sus precios, con aumentos del 40% en los bienes básicos de la canasta familiar y del 30% en los medicamentos. Los ya bajos salarios de los trabajadores argentinos; los ya miserables haberes de los planes Trabajar han perdido así, en cuestión de días, una tercera parte de su valor. En la resolución del 16/2 dijimos que querían planes de empleo de 50 dólares, hoy llegamos a eso y en Santa Fe, Reutemann llegó más lejos aún con sus planes de 100 pesos. Por orden de Washington se mantendrá la Reforma Laboral «banelco», el gobierno se alineó contra Cuba, interviene contra el pueblo colombiano participando en el Plan Colombia, anexando al estado argentino al plan del imperialismo para América Latina.


2 La perspectiva, sin embargo, es de una desvalorización aún mayor: Duhalde y el FMI están promoviendo la desorganización económica y la hiperinflación. No sólo porque ello facilitaría el copamiento imperialista de ramas enteras de la industria y de la banca. Sino *y esto es lo fundamental* porque quieren explotar la desesperación popular para imponer su salida antiobrera a través de un régimen de fuerza, que gobierne por decreto y apelando incluso al estado de sitio. Por orden del FMI se defiende la Corte Suprema, se deroga la Ley de Quiebras y la de subversión económica para salvar a los banqueros, se elaboran 16 vetos al presupuesto, se quebrará a las provincias y con ellas a la salud y la educación. Esta política ya se ha puesto en marcha: ahí tenemos al decreto de Emergencia Sanitaria, que suspende la legislación vigente en materia de salud para limitar drásticamente la prestación médica obligatoria, condenando así a la enfermedad y a la muerte a miles de trabajadores. Ahí tenemos a la represión sobre nuestro movimiento piquetero, que se ha acrecentado en las últimas semanas. En esta reunión nacional, denunciamos la represión desatada contra los compañeros del Norte de Salta, en Embarcación y en Orán; en Bahía Blanca; contra los piquetes bonaerenses de Matanza, Varela y Quilmes; contra los compañeros de Cruz del Eje y de Rosario. En todos los casos, con represión violenta y detenciones. Pero en todos ellos, también, con una compacta respuesta obrera y popular, que arrancó a los compañeros de las comisarías. Denunciamos también la orden de detención librada sobre 59 compañeros del MTR.


3 La experiencia de lucha ha confirmado, también, la caracterización que hicieramos de los consejos consultivos y de crisis como «una organización para convertir la ayuda social en fuente de negociados capitalistas» (resolución de la Asamblea Nacional). El gobierno que se llena la boca con la «transparencia» en la adjudicación de los planes ha hecho de los «comités de crisis» un terreno de punteros. Pero aún para éstos, los planes llegan en cuentagotas: es que los anuncios sobre «millones de planes de empleo» han quedado sólo en eso, es decir, en anuncios. Ni siquiera llega la ayuda alimentaria, en medio de la carestía infernal. Esto, por la bancarrota económica general, y del Estado en particular. Por eso, los que apostaron a la «tregua» con Duhalde, en la expectativa de obtener sus reivindicaciones, se van de los consejos consultivos con las manos vacías.


4 La incapacidad en atender el más mínimo reclamo nos revela a un gobierno impotente y quebrado. Ni siquiera puede poner orden entre los propios explotadores, que se siguen sacando los ojos para ver qué fracción descarga la crisis sobre la otra. Duhalde pretende salir del pantano transfiriendo toda la quiebra nacional sobre las masas: por eso, han anunciado el despido de 500.000 estatales y la eliminación del Incentivo y el Estatuto docente. Por eso, pulverizan el salario. Por eso, están condenando al hambre al compañero desocupado. La alternativa es clara: o los doblegamos, o nos sumergen en la peor de las miserias.


5 En esta reunión, ratificamos nuestra convocatoria a una lucha de conjunto del movimiento obrero y todos los explotados, cuyo norte debe ser acabar con Duhalde y la clase dominante que lo puso en el gobierno. En esta fase decisiva que se inicia, la carestía, con sus consecuencias sobre el salario, empujará a la lucha a los compañeros de las grandes concentraciones obreras. El destino de las organizaciones piqueteras está decisivamente ligado a la articulación de un combate común con el movimiento obrero industrial. Las acciones que aquí planteamos tendrán, por ello, el sentido de preparar esa gran respuesta de conjunto: la huelga general. Una huelga general que no podremos esperar de los burócratas de las tres centrales obreras, sino que tendremos que gestar desde abajo: fábrica por fábrica, repartición por repartición, barrio por barrio. Nuestra lucha de huelgas y piquetes empalmará también con los grandes cacerolazos en preparación: se trata, en definitiva, de poner en marcha todas las energías de los oprimidos del país contra el gobierno hambreador.


6 Convocamos a esta lucha a todas las organizaciones obreras y piqueteras del país. En particular, reiteramos nuestro llamado a todas las organizaciones de desocupados a romper toda ilusión con los «consejos de crisis» y su gobierno, y sumarse al camino que aquí planteamos. Los acuerdos con los explotadores, a espaldas del movimiento piquetero, no han servido para avanzar siquiera en el plano de las reivindicaciones parciales. Más aún: fracasaron, inclusive, en sacar al compañero Emilio Alí de la cárcel. Reivindicamos la unidad piquetera en el único terreno en que ésta puede avanzar: en el de la lucha consecuente contra los explotadores y sus gobiernos para arrancar de la cárcel a todos los presos políticos.


7 Por todo lo anterior, la Reunión Nacional del Bloque Piquetero ratifica el programa votado en la Asamblea de febrero pasado, destacando ahora, y frente a la hiperinflación en puerta, el reclamo imperioso de un aumento salarial de emergencia del 50% para trabajadores, jubilados y desocupados de los planes y la indexación mensual con el costo de vida. Convocamos a un conjunto de Asambleas Provinciales (Santa Fe, Salta, Bahía Blanca, Mar del Plata, Chaco, Córdoba, Neuquén-Río Negro, etc.) y a una nueva Asamblea Nacional el día 18 de mayo, dirigidas a consolidar el alcance nacional de la lucha de nuestro Bloque Piquetero. Para impulsar el programa aprobado en esta etapa, el Bloque resuelve el siguiente plan de lucha (ver recuadros).


 


PLAN DE LUCHA


• 4 de abril: Jornada nacional de movilización. La acción central será una marcha a la Gobernación de La Plata, de todas las organizaciones bonaerenses del Bloque. Se resuelven acciones similares ante todas las gobernaciones del país el mismo día. (Ver fotos de la marcha del Bloque Piquetero Nacional a La Plata)


• 5 de abril: El Bloque Piquetero en Chaco moviliza masivamente en Resistencia ante la llegada del Presidente Duhalde por los reclamos resueltos en Rosario.


• 8 de abril: Cortes de rutas en Rosario Norte y Rosario Sur. Corte en Matanza en fecha a determinar. Cortes de rutas sorpresivos según dispongan las Asambleas Piqueteras distritales.


• 11 de abril: Jornada nacional de lucha piquetera-sindical, en común de trabajadores ocupados y desocupados con todos los sindicatos combativos del país. (Ver fotos de la marcha partiendo de Brukman)


• 20 de abril: Confluimos con el cacerolazo nacional votado por la Asamblea Nacional de Asambleas Populares. (Proponemos realizarlo en conjunto a las 18 hs. para permitir la participación de las barriadas piqueteras.)


• 1° de Mayo: Gran acto obrero- piquetero, en el Día Internacional de los Trabajadores. Convocamos para ello al movimiento obrero combativo, a las Asambleas Populares y a todas las organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos a la concreción de un gran acto en común. (Ver fotos y crónicas)


POR:


• Aumento de emergencia de salarios, jubilaciones y subsidios a los desocupados, con un mínimo equivalente a una canasta familiar de emergencia, indexados con el costo de vida.


• Control de los planes de empleo por las organizaciones genuinas de desocupados y extensión de su otorgamiento a todos los desocupados sin excepción. Rechazo a la utilización de los planes de empleo para suplantar trabajadores estatales y privados.


• Defensa de los asentamientos y emprendimientos comunes en huertas y tierras fiscales. Suspensión de todos los desalojos y remates de viviendas únicas; plan de viviendas sociales.


• Libertad a Alí, Castells y a todos los presos sociales y políticos. Desprocesamiento de los luchadores. Juicio y castigo a los autores intelectuales y materiales de los asesinatos en las jornadas del 19 y 20 de diciembre, de los caídos en Salta (Justiniano, Gómez, Verón, Barrios y Santillán) y de Corrientes.


• No pago de la deuda externa.


• Nacionalización de la banca y empresas fundamentales.


• Estatización de las AFJP.


• Prohibición de despidos y suspensiones.


• Estatización y puesta en marcha bajo control obrero de toda empresa que cierre o despida y, en las mismas condiciones, reapertura de todas las que fueron cerradas.


• Inmediata devolución de depósitos a los pequeños ahorristas.


• Lucha por trabajo genuino y permanente, a través de reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario.


• Salario mínimo y subsidio al parado acorde al valor de la canasta familiar (incluyendo los planes de empleo) indexados por costo de vida.


• Fuera Duhalde y el FMI. Por un gobierno de trabajadores.

También te puede interesar:

Las divisas se consumen en pagos de deuda, pero esta sigue creciendo.
Gran acto del Partido Obrero frente al Banco Central rechazando el pago de la deuda externa al FMI y los acreedores.
El gobierno canceló unos 345 millones de dólares al organismo.
Cerraron las listas en medio de la crisis económica y sanitaria y una elecciones convulsivas. Panorama político de la semana.
El arranque de campaña del Frente de Todos.