Rivadavia (Mendoza): levantemos una organización obrera frente al aumento de la pobreza

El municipio de Rivadavia hace oídos sordos a los reclamos de las y los trabajadores de las barriadas populares. Se hace urgente el organizarse bajo una perspectiva independiente del Estado para luchar por nuestras reivindicaciones.


A raíz de las jornadas de lucha del Polo Obrero a nivel provincial y nacional se lograron conquistar reivindicaciones parciales del movimiento de desocupados. Sin embargo, dentro del municipio de Rivadavia, donde se vienen haciendo activas concentraciones por alimentos y trabajo genuino, lo único que han propuesto a nuestras exigencias es dilatar las acciones concretas. Una de estas acciones fue cuando las asistentes sociales hablaron con las compañeras y se negaron a ofrecerles ayuda desde el municipio si no otorgaban ciertos datos de quiénes concurren a los merenderos y comedores.


Estas prácticas son repudiables en todo su fundamento, porque es buscar un pretexto para negarles las migajas a sectores de las barriadas populares que están pasando una gran necesidad. En este sentido, la respuesta del municipio a nuestro reclamo fue llenar planillas y formularios para analizar si podían colaborar con los merenderos. Toda una provocación y un afán de patear para adelante la problemática en la que se tienen que desenvolver dentro del área.


Es sintomático el aumento de la pobreza en el municipio y en la provincia


La Deie (Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas) publicó que para el mes de octubre de 2019, 125.275 familias mendocinas estaban bajo el índice de pobreza, es decir, un 42,1 % de personas. Luego en el primer trimestre de 2020 esta cifra se disparó superando el 50%  junto con el ingreso de la CBA (Canasta Básica Alimentaria); según datos del Indec una familia tipo necesita más de 42 mil pesos para no ser pobre.


Los últimos datos que brinda Unicef sobre la pobreza infantil en Mendoza son alarmantes, al igual que sus proyecciones. Hoy, 6 de cada 10 niños son pobres, es decir, 6 de cada 10 familias y  para este 2020, calculan que entre un 50 y 60 % caerán en la pobreza. Este 2020 terminará con más de 800 mil personas y 200 mil familias mendocinas empobrecidas, sobre un total de 1,8 millones de habitantes.


El municipio de Rivadavia trata de construir una falsa subjetividad dentro del imaginario colectivo de la sociedad rivadaviense mostrando una gestión modelo. Mientras, en las barriadas populares y las periferias de los distritos aumentan la desocupación y las familias empobrecidas y no hay respuestas concretas.


Un llamado popular en los barrios para organizarse dentro del Polo Obrero


Bajo estas condiciones, más compañeras y compañeros construyen merenderos y comedores dentro de la zona este, apostando al método de lucha para las reivindicaciones inmediatas y mediatas (trabajo genuino y vivienda digna). Es por esto que llamamos a organizar todas las barriadas populares para disputar la organización de la sociedad en base a las necesidades comunes, ya que el régimen político  de Rivadavia solo beneficia a un sector mientras hunde a los trabajadores y barrios populares en el hambre y la pobreza.




 

En esta nota

También te puede interesar: