04/07/2002 | 761

Todos los cortes de una jornada histórica

La jornada del 26 quedará grabada, por mucho tiempo, en la memoria de miles de piqueteros.


Simultáneamente con el Puente Pueyrredón, se realizaron cortes importantísimos en accesos claves de Capital. En todos ellos hubo una enorme tensión por el despliegue de las fuerzas represivas, y una importante organización de autodefensa de los participantes.


La difícil Panamericana


Unos de los cortes más difíciles se realizó en la Panamericana. Más de 500 compañeros del Bloque Piquetero Nacional, Barrios de Pie y el MIJD cortaron totalmente la General Paz y el Acceso Norte de la Panamericana, manteniéndose más de dos horas y media. A los 15 minutos, el helicóptero de TN registraba más de 30 kilómetros de embotellamiento.


El Bloque Piquetero Nacional avanzó desde el Puente Saavedra. Mientras que el MIJD y Barrios de Pie lo hacia desde Avenida del Tejar. Allí se concentraron también más de 500 efectivos en un operativo conjunto de la Federal, la Bonaerense y Gendarmería, con decenas de carros de asalto, hidrantes, dos helicópteros y carros de bomberos.


La tensión se hizo por momentos insostenible. Las columnas de la represión y la de los piqueteros quedaron situadas a metros. Cuando ya se tornaba inminente la represión, los piqueteros comenzaron a retroceder ordenadamente y marcharon a paso muy lento caminando de espaldas casi 500 metros hasta Avenida del Tejar, donde se volvieron a reagrupar.


Tuvo entonces una destacada actuación la Asamblea de Villa Urquiza, que valientemente se sumó al aguante; con ellos los piqueteros del Bloque realizaron una marcha hasta la recuperada confitería Ideal, se cortó la Avenida Triunvirato, se realizó un acto y luego juntos marcharon a la Plaza de Mayo.


Liniers


Más de 1.200 compañeros del Bloque Piquetero Nacional y del MIJD cortaron Rivadavia a la altura de la General Paz. Este corte fue el más prolongado de todos y se sostuvo desde las 11 hasta las 15 horas enfrentando un operativo conjunto de Gendarmería, la Bonaerense y la Federal. El Polo Obrero aportó una columna de más de 500 compañeros. Al Igual que en Panamericana, cuando la tensión llegó a niveles altos se fue retrocediendo ordenadamente. Se mantuvo la lucha por la calle hasta las cercanías de Ciudadela, donde con un acto se levantó el corte cuando ya no quedaba ningún otro corte en los accesos de la Capital. Pasaron por el mismo trabajadores docentes y gráficos.


Puente La Noria


Más de 1.000 compañeros del Bloque Piquetero, Barrios de Pie y el MIJD cortaron La Noria. Los esperaba Prefectura, la Federal y una brigada muy grande de la Infantería de la Provincial con perros. El corte duró casi 3 horas, con una gran solidaridad de docentes y secundarios de colegios de la zona. Estaban presentes la casi totalidad de los barrios de Cuartel Noveno, un sector terriblemente golpeado por el hambre y la represión oficial y de gatillo fácil. Las noticias de la represión en el Puente Pueyrredón mantuvieron aún más firme el propósito del bloqueo del puente. Cercanas las 14 horas, se inició un repliegue hasta el puente del Camino Negro, donde se realizó un acto muy emotivo. Se había cumplido con el plan de lucha votado.


Puente Alsina


Más de 500 compañeros del Bloque Piquetero Nacional, Barrios de Pie, trabajadores de Brukman, la Asamblea Popular de Parque Patricios y militantes del Partido Obrero y el PTS, se concentraron frente a la iglesia de Pompeya, a tres cuadras del Puente Alsina. Como en otros cortes, los esperaban la Policía provincial y Prefectura, que fue finalmente la que reprimió a los manifestantes. Al llegar la columna hasta el puente, la Prefectura intimó al desalojo en minutos y comenzó a gasear y tirar balas de goma sobre los manifestantes. Estos retrocedieron luchando en escaramuzas hasta volver a la plaza de Pompeya, donde se vuelven a reagrupar y retrocede la Prefectura. Allí, sobre la avenida Sáenz, se mantiene el corte hasta las 15 horas.


Aunque los acontecimientos del Puente Pueyrredón acapararon la atención central de las jornadas por la violenta represión desatada y porque en el puente se encontraban todas las direcciones de las organizaciones piqueteras que convocaron a la jornada, no fue menos importante la lucha librada por miles de compañeros en todos los lugares cumpliendo con el plan de lucha.

También te puede interesar:

La Policía de un Estado descompuesto en el centro del problema. 
El gobierno de Juan Schiaretti y Martín Llaryora es responsable.
Denunciaron que los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda están en el gobierno.
La policía de la Comisaría 6º amenazó de muerte a Sebastián Barrientos por ser chileno.
Prensa Obrera dialogó con Gimena, tía de Agustín víctima de la represión estatal.