06/12/2000 | 691

Triunfo de los desocupados

La movilización de los desocupados de Cruz del Eje, dirigidos y organizados por la Coordinadora de Desocupados de Cruz del Eje, obtuvo su primer triunfo. La empresa de agua local ha convocado a los dirigentes de la Coordinadora para empadronar juntos a los desocupados que no están en condiciones de pagar el servicio, y eximirlos, o rebajales el costo de acuerdo a los ingresos familiares. El compromiso será firmado en el curso de esta semana.


La eximición del pago del agua para los desocupados forma parte del pliego de reivindicaciones que la Coordinadora entregó a la Intenencia luego de una concurrida marcha por la ciudad a mediados del mes pasado. El reclamo de trabajo o subsidio de 600 pesos para todos los desocupados, el reparto de las horas de trabajo y la prohibición de los despidos y suspensiones encabezan este pliego reivindicativo. La marcha que acompañó la entrega de este petitorio fue respaldada y acompañada por los integrantes del Sutrade, el sindicato de trabajadores desocupados de Córdoba.


La Coordinadora de Cruz del Eje obtuvo un triunfo por partida doble: primero porque conquistó una reivindicación cara a los desocupados; segundo porque obtuvo un reconocimiento explícito a la organización de los desocupados integrados a la Coordinadora.


La Coordinadora ha tomado además el problema del vencimiento de varios planes Trabajar en el curso de este mes, que ya afecta a decenas de compañeros, y prepara una acción para imponer la inmediata y automática vigencia de los mismos.


La Coordinadora de Desocupados de Cruz del Eje se ha convertido en la dirección efectiva de los desocupados interviniendo en cada uno de los reclamos y problemas puntuales, que surgen de las recorridas por los barrios y las reuniones que en ellos realiza, a la vez que levanta y lucha por un programa de salida a una situación terminal en la zona, frente a la cual la Intendencia es totalmente impotente. Es por eso que la Coordinadora reclama un plan de obras públicas, un impuesto confiscatorio a los dueños de las grandes tierras que están eximidos para montar un desarrollo productivo en la región, trabajo o subsidio de 600 pesos, la denuncia sobre el trabajo infantil en el campo, etc. Es decir, un planteamiento de salida nacido del corazón de los explotados.