Tucumán: los punteros del PJ venden alimentos destinados a la ayuda social

Mientras a los comedores de las organizaciones sociales se les retacea la mercadería.

El gobierno promueve el manejo punteril en los barrios.

En los últimos días saltó a la luz lo que todos sospechábamos, que punteros vinculados al gobierno de Tucumán venden mercadería que estaba destinada a ayuda social y a comedores infantiles. La policía allanó un par de lugares donde se encontraron alimentos secos que habían salido de los depósito del gobierno provincial, todavía no se sabe quién retiró esos alimentos, o por lo menos no es de público conocimiento.

Está perfectamente claro que los que se roban los alimentos de los comedores son gente vinculada al gobierno, a ellos les llegan los alimentos de los comedores mientras las organizaciones sociales tienen grandes dificultades para sostener un funcionamiento regular de comedores y merenderos, sobre toda ahora que el gobierno nacional cortó toda ayuda en alimentos. Esto cuando la crisis en la que vivimos es gigantesca y el crecimiento de la pobreza alcanza niveles históricos. La afluencia a los comedores barriales se ha duplicado en las últimas semanas. La pobreza se siente aún con mayor intensidad en el interior de la provincia y en los barrios periféricos de la capital.

Tanto en el gobierno anterior como en este se privilegia la entrega de alimentos a punteros, relegando a las organizaciones que no están alineadas y ahí están los resultados: venta de alimentos y comedores que no se pueden sostener. Esta historia se vio multiplicada durante la campaña electoral donde se suspendió casi toda entrega de alimentos para las organizaciones sociales.

Necesitamos una investigación a fondo de lo sucedido, no puede ser que esta gente quede impune. Las auditorías no las puede hacer el Estado dando que son sus integrantes los que están involucrados en un hecho ilícito. Son las organizaciones populares las que deberían intervenir en el control de la mercadería, no hay otra forma de darle transparencia a la entrega de alimentos.

Problema de fondo

Existe un problema de carácter aún mas urgente: la situación en los barrios populares atacados por el plan de Milei y el acompañamiento del gobierno provincial. Es fundamental multiplicar la ayuda alimentaria a los comedores barriales donde se juntan los sectores más carenciados. Cientos de trabajadores y desocupados no llegan a fin de mes y los comedores son una ayuda fundamental.

Es necesario un plan de loteos masivos y créditos a tasa cero para la construcción de viviendas. Existen tierras ociosas en Tucumán y familias que necesitan lotes. Exigimos aumento a $250.000 los Potenciar Trabajo y un salario mínimo de $500.000 indexado por la inflación. No a los tarifazos, ningún despido ni suspensiones, pase a planta efectiva de todos los contratados, no a la precarización, no a la reforma laboral, reparto de las horas de trabajo sin reducción salarial, abajo el protocolo Bullrich, defensa del derecho a la protesta.

Todas estas reivindicaciones deben ser plasmadas en el paro y la movilización del 24 a Plaza Independencia, el movimiento piquetero tomará en sus manos esa jornada de lucha.