04/01/2021

10 años de silencio para la trata en Mendoza

Celeste Orozco fue encontrada en Buenos Aires. Los padres fueron detenidos.

Después de 10 años de búsqueda de Celeste O., oriunda del departamento de La Paz, Mendoza, fue hallada en un operativo navideño de la policía federal como sobreviviente de una presunta red de trata de prostitución en Buenos Aires.

Los padres de la joven fueron detenidos como presuntos sospechosos de haberla entregado a la misma, su detención que no fue avisada a la policía local, provocó un gran revuelo en una localidad de no más de quince mil habitantes.
Hace 11 años, en éste mismo departamento del este mendocino, la madre de la joven fue quien denunció ante la policía local la desaparición de su hija ocurrida el 8/07/2011 luego de darle permiso para ir a buscar unas tareas del colegio y nunca más regresara.

Realizaron varias movilizaciones junto a la comunidad de La Paz en reclamo a la comisaría ante el típico ninguneo policial frente a la búsqueda de menores. La única información confirmada que tuvieron fue que habría viajado a San Luis, lo cual fue constatado por la lista de pasajeros que brindó la empresa de ómnibus. Después de ello nada más (Sitioandino).

La policía local en aquél entonces estaba bajo el gobierno peronista de Celso Jaque, quien en materia de seguridad trajo famoso mapa del delito, que fue un fracaso rotundo. Su plan de profesionalización de la policía implicó lazos con la DEA, poner al frente a un ex represor como Carlos Rico a quien luego por la presión social y el cuestionamiento de organismos de derechos humanos tuvo que despedir. Los delitos estuvieron a la orden del día.
¿Cómo pudo haber sido explotada sexualmente durante una década existiendo denuncias formales ante la policía?

Celeste aparecería en esta década en las listas internacionales de Missing Children e Interpol. Las redes de trata con fines de explotación sexual son un negocio multimillonario que cuentan con el amparo de gran parte del aparato estatal. Las pibas no desaparecen, las desaparecen.
Se sucedieron los gobiernos, y así como Celeste muchas jóvenes siguen desaparecidas o son asesinadas a manos de femicidas que protege la policía como reveló el caso de Florencia Romano, el cual consideramos debe ser investigado como posible red de trata atento que Arancibia el femicida actuaba sistemáticamente en las redes seduciendo menores a cambio de regalos, dinero, etc. Y terminó con la vida de la adolescente.

Las denuncias son cajoneadas, las búsquedas son desalentadas por el Estado, los medios masivos promueven la irresponsabilidad de la educación de los padres o de las mismas jóvenes fomentando el juzgamiento social, así se logra naturalizar las desapariciones o reducirlas a un problema individual reducido al ámbito familiar a la vez que se intenta presentar a la prostitución como una salida laboral.

En 2016 la unidad investigativa de Mendoza realizó varios allanamientos en localidades como Las Catitas y La Dormida, del departamento del este mendocino Santa Rosa, por una presunta red de pornografía infantil. En octubre pasado la policía federal desbarató en el operativo “corona web” una red de pornografía infantil nacional e internacional que operaba en nuestra provincia y otras.

El pasado 30/12 una mujer tucumana se escapó de una finca en Junín (Medrano) donde estaba secuestrada y fue violada por el hombre que la contactó por facebook y la trajo desde Tucumán engañada a la cosecha de la cebolla. Cuando logró llegar a la terminal de ómnibus, acudió a la policía de guardia para ser rescatada y sólo obtuvo de respuesta “no podemos hacer nada” y la redirigieron a un refugio de hombres. La policía de Munives tiene un trato violento y cómplice de la trata y de los femicidios para con las mujeres en Mendoza. Tiene que renunciar.
La zona este de Mendoza está siendo una zona de total impunidad para las redes de trata.

Es necesario que sigamos a fondo la lucha por justicia por las sobrevivientes de las redes de trata, por la aparición con vida de las desaparecidas, por justicia para todas las víctimas de femicidios, y para que caigan todos los responsables institucionales que favorecen la proliferación y mantenimiento de las redes de trata.

Para ello es vital reforzar la organización independiente de los gobiernos de turno y su funcionariado, mantenernos en alerta y movilizadas en las calles. Sólo el método del piquete logra mover las búsquedas tal como llevó adelante la familia y compañeras de Flor Romano.