26/07/2019

34° Encuentro de Mujeres y Disidencias, contra las iglesias y el FMI

Plenario de Trabajadoras-Partido Obrero PBA

Foto Archivo: Encuentro de Mujeres Rosario (2016).

El 34° Encuentro de Mujeres y disidencias, que se realizará entre el 12 y el 14 de octubre de este año en la ciudad de La Plata, será una instancia fundamental de lucha política para el movimiento de mujeres y disidencias. Hemos mostrado nuestro poderío en todos los ámbitos pero sobre todo en las calles, enfrentando al Estado y denunciando su complicidad con las iglesias. El punto más alto de esta experiencia -hasta ahora- fue la marea verde que peleó por el aborto legal el año pasado.


El bloque conformado por el PCR-PJ-K-Patria Grande quiere convertir este Encuentro en una plataforma político-electoral para el recambio patronal de los Fernández-Fernández.  El Plenario de Trabajadoras, junto a otras organizaciones, viene batallando para desenmascarar esta política y colocar la defensa de la independencia política de las mujeres luchadoras de los partidos patronales, las Iglesias y el Estado. La grieta es entre los que empoderan a las iglesias y llevan celestes en sus listas y las mujeres que luchamos por educación sexual, aborto legal y todas las reivindicaciones.


¿Aborto 2020 o la lucha es ahora?


Las listas de Fernández-Fernández son un rejunte en el que se encuentran decenas de espacios y dirigentes políticos que han bloqueado el aborto legal, la educación sexual e incluso de quienes son responsables de torturas hacia niñas como el caso de Manzur. El macrismo anuda amistades en el campo de la reacción antiderechos y no ha vuelto a hablar del tema y Alberto Fernández anuda sus propios acuerdos antiderechos y plantea devaluar el reclamo, impulsando la despenalización. Todos están postrados frente al clero, a cambio de la contención y el control social que este les ofrece. Los y las integrantes verdes de estas listas cumplen la función de encubrir la naturaleza clerical de los espacios en los que participan.


El planteo de “Aborto Legal 2020”, que prometieron militantes k del movimiento, no aparece en el horizonte político de ninguna de las variantes fondomonetaristas, que más bien se muestran tratando de bajarle el tono a la lucha de las mujeres.


Quienes impulsaron esta “campaña” no bien cancelado el aborto legal el año pasado en el senado, hoy no le reprochan a Alberto Fernández que la cuestión del aborto ni siquiera figure en su plataforma gubernamental.


Los talleres, terreno de disputa


El Encuentro se organiza en talleres y en instancias autónomas que cada organización arma en los lugares cercanos al funcionamiento de los talleres. Esta segunda opción fue creciendo con el correr del tiempo como una forma de sortear el corset que impone la burocracia enquistada en la conducción de estos eventos. El PCR y Patria Grande, subsidiarias del PJ, que impiden que haya decisiones democráticas en las asambleas, se arrogan el derecho a cambiar completamente la fisonomía de los talleres. Pasaron de resistir durante años a la creación de talleres para las trans y travestis a promover en esta oportunidad una proliferación temática que duplica y hasta triplica a la cantidad histórica de temáticas. Esto tiene un sólo objetivo: dividir y atomizar. Mientras se resisten en nombre de la democracia de los encuentros a cambiar el nombre  o incluso a que la Comisión Organizadora se pronuncie para que el Senado apruebe el Aborto legal como ocurrió en Chubut, meten mano sin límites a las temáticas de los talleres, como si no se tratara de una acción política hacerlo.


El gobierno platense de Julio Garro (Cambiemos) avanza, junto a Vidal, en la militarización de la ciudad: la Plaza San Martín hace un mes no se puede usar, destinaron millones en enrejar la Catedral y en varias oportunidades han expulsado a los manteros con policías en el centro platense.


El gobierno no garantizó aún la totalidad de los espacios de la ciudad para el Encuentro, y el PCR se niega a seguir exigiéndolo. Esto empalma con la intención de que la Plaza Moreno (donde está la Catedral) sea tapiada para esta fecha; y con el planteo llevado a algunas comisiones de que la marcha debe recorrer “los barrios”. Todo apunta a sacar al Encuentro del centro de la ciudad. Despolitizar, dividir al Encuentro, alejarlo del centro de poder político y clerical, esta es la orientación del pejotismo y ante ella se postran decenas de sectores fundamentalmente tributarios de la fórmula Fernández Fernández.


Vamos con todo


Este Encuentro va a ser un pronunciamiento político contra el FMI y las iglesias, a pesar de los esfuerzos en contrario que da la burocracia enquistada en la conducción. Por eso las miles de mujeres y disidencias que nos encontraremos en octubre en La Plata necesitamos organizarnos por un plan de lucha nacional para enfrentar el ajuste brutal que pretenden seguir ejecutando contra nosotras y nuestras familias, para enfrentar la reforma laboral en curso, los despidos y la carestía y para conquistar el aborto legal y separar a las Iglesias del Estado. Nuestra acción central estará puesta en la organización para continuar la lucha en el terreno de la movilización y la pelea a brazo partido para que las protagonistas de la marea verde voten por el FIT-Unidad y no por las opciones políticas patronal-clericales.


Nuestro movimiento está compuesto por las pibas de la marea verde, por las piqueteras que luchan contra los punteros y el hambre en cada barrio, por las trabajadoras que están de pie en defensa de sus condiciones laborales. Tenemos con qué llevar adelante este gran desafío.


Te invitamos a participar con nosotras de las reuniones de comisión y las plenarias. Te convocamos también a organizar juntas el viaje a La Plata. Impulsemos charlas, reuniones abiertas y asambleas para organizar la participación en los lugares de estudio, de trabajo y en los barrios, vamos con todo este 34º Encuentro.

También te puede interesar:

El próximo 7 de diciembre desde las 14hs se realizará un nuevo Congreso Ordinario de la Federación Universitaria de La Plata.
Mantiene una resolución de Vidal que obliga a tomarse las vacaciones en enero.
Rechazaron el pedido de prescripción de la causa.