03/06/2021
ni una menos

3J en Santa Fe: a las calles

Luego del extraordinario II Congreso Nacional del PdT.

Diversas organizaciones de mujeres convocamos a un corte de calle con radio abierta este 3J en Rosario, en el sexto aniversario del Ni una Menos. En San Lorenzo y Reconquista también realizaremos acciones impulsadas por el Plenario de Trabajadoras para expresar los reclamos de asistencia a las víctimas y el fin de los femicidios.

Es el sexto año consecutivo en que las mujeres estamos reclamando por la efectiva asistencia. Actualmente los dispositivos están completamente precarizados, empezando por las propias trabajadoras de las líneas de atención, que cobran salarios de pobreza y trabajan atravesadas por los problemas de conectividad. En Santa Fe se inauguraron “puntos violetas” y se creó un Ministerio de la Mujer que sigue la lógica del organismo nacional análogo: es decir, crear estructuras burocráticas que no llegan a los barrios.

Los “puntos” no son centros de asistencia integral que cuenten con personal interdisciplinario que atiendan los problemas legales, sociales y psicológicos para hacer un seguimiento sistemático, que es la base para abordar realmente los casos. Ya la propia ubicación de los mismos -todos ellos alejados de las grandes ciudades de Santa Fe, donde no existen oficinas de atención personal para un tema tan sensible- es expresivo de esta orientación de ausencia de una respuesta real.

Otro ejemplo es el del Plan Acompañar, completamente desconocido ya que no ha sido difundido en ninguna campaña pública, que parte de excluir a las mujeres que cobran los programas de empleo que otorga el propio Estado y tiene un límite temporal de no más de seis meses, en los que las víctimas de violencias reciben un ingreso que está en la línea de indigencia.

Se sabe que la violencia que termina en los femicidios responde a una larga cadena de exclusiones, discriminaciones y una opresión estructural que parte de la falta de vivienda y de acceso a un trabajo genuino, que explica que entre la población más pobre el 70% sean las mujeres.

Una de las resoluciones centrales de nuestro congreso nacional, en el que participaron 8.500 mujeres y diversidades, es movilizar este 3J a todas las sedes del Ministerio de la Mujer del país para reclamar el acceso democrático y sin revictimizaciones a este programa asistencial.

Balance de un extraordinario congreso

Mujeres de las localidades de Rosario, San Lorenzo, Reconquista, Santa Fe capital, Villa Constitución y del Cordón de San Lorenzo; docentes, jubiladas, trabajadoras de los comedores populares, obreras, recicladoras de residuos y estudiantes secundarias, terciarias y universitarias, estuvieron presentes en el II Congreso del Plenario de Trabajadoras.

Las mujeres de Santa Fe participamos de las cinco comisiones que se estuvieron realizando los días 26 y 27. Este interés en las distintas temáticas refleja la necesidad de organizarnos en los frentes ante una situación provincial que no difiere de la que se vive en todo el país: en un cuadro de hambre y miseria, con cifras de pobreza que rondan los 40 puntos, Santa Fe fue la tercera provincia con más femicidios en 2020.

Como expresó nuestra compañera y referente provincial, Carla Deiana, las mujeres estamos “desamparadas y revictimizadas por todos los poderes del Estado. Las mujeres que hemos debatido en este congreso rechazamos la demagogia con la que los gobiernos buscan tapar nuestras verdaderas problemáticas y demandas. No existe ninguna reforma judicial feminista. Las madres protectoras, las madres que luchan contra el narcotráfico, aquellas que se enfrentan a las redes trata, madres como la de Facundo Castro, que pelean contra el gatillo fácil, no han visto en esta reforma ninguna salida a sus problemas”.

Participamos también de la comisión de Educación Sexual Integral, donde estuvieron presentes estudiantes secundarias del Centro de Estudiantes del Normal 1 de Rosario, estudiantes de la UNR y docentes de Amsafe Rosario. Las estudiantes debatimos acerca de la falta de implementación de una ESI laica, científica y respetuosa de las diversidades, y de cómo aún existen los códigos de vestimenta sexistas en los colegios. Por ello vamos a lanzar talleres ESI, de manera virtual, para junto a docentes, estudiantes y especialistas seguir tomando en nuestras manos la tarea de desenvolver una educación sexual laica, científica y que combata las relaciones basadas en el sometimiento, la desigualdad y el miedo.

Es fundamental esta tarea independiente, ya que las mismas autoridades ministeriales que dicen impartir ESI son las que luego bajan la orden de sancionar por usar una pollera a las pibas en los colegios. ¿Cómo se puede enseñar una educación sexual que contemple la igualdad de género, si luego la misma institución plantea con su código de convivencia que está mal que las mujeres muestren su cuerpo?

Gabriela Meglio, secretaria adjunta de Amsafe, recordó el femicidio de Vanesa Castillo por quien el congreso sacó una declaración exigiendo justicia. Vanesa fue asesinada en Santa Fe por el abusador de una niña de 9 años que era su alumna y a quien ella, como docente, trató de resguardar frente a un Estado que le soltó la mano. Cuando activó el protocolo que rige en la mayoría de la provincia (no así en Rosario, gracias a la lucha de la seccional combativa) terminó exponiendo sus datos personales a los agresores, que buscaron con su asesinato lograr la impunidad para sus crímenes.

Basta de precarización laboral y violencia contra las mujeres

Las compañeras del Polo Obrero de los distintos barrios de toda la provincia participaron de múltiples comisiones, concentrándose en la comisión de femicidios y violencia y en la de trabajo precario. En esta última, se destacó la enorme tarea de las mujeres trabajadoras de los comedores populares, que estuvieron en primera línea durante toda la pandemia.

Mirta, delegada del comedor Mariano Ferreyra de Rosario, intervino en una de las comisiones para expresar que: “Hoy trabajamos en el comedor de forma precaria, nos gustaría que el gobierno y el Estado se ocupe de estas compañeras y de los comedores, nos de las herramientas para atravesar de esta crisis. En el barrio estamos dando de comer a más de 100 familias y queremos ser reconocidas como trabajadoras esenciales. Somos importantes, cada compañera en cada barrio y comedor”.

Camila, recicladora de Villa Constitución, destacó también la cuestión de la vacunación: “En Villa tenemos cinco comedores. En tiempos de pandemia vienen cada vez más familias a retirar, y el Estado no se hace cargo de todo eso. Con las vacunas pasa exactamente lo mismo. La primera parte de la pandemia trabajamos igual, con las compañeras asistiendo a todas las familias, y es injusto que no puedan acceder a la vacuna por el trabajo esencial que están realizando”.

Melisa Molina, dirigente del Polo Obrero de Rosario, planteó en el acto de cierre del congreso: “Las compañeras de los barrios han dejado en claro que no existe la igualdad de género, que no existe un empoderamiento de la mujer y que no se le puede poner fin al patriarcado cuando las mujeres no tenemos acceso al trabajo genuino y estamos condenadas al trabajo precario, cuando no tenemos acceso a la salud, a la vivienda, a la educación y estamos condenadas con salarios de hambre”.

Sumate al PdT en Santa Fe y todo el país

Con todos estos puntos en cuenta es que las mujeres de Santa Fe entendemos que hay que continuar organizadas para arrancar todas nuestras demandas. Y es por eso que en Rosario nos encontramos este jueves 3J desde las 10 horas en Plaza San Martín para llevar a cabo un corte de calle y conferencia de prensa frente a la gobernación.

¡Vamos por un movimiento de mujeres independiente del Estado y la Iglesia!

También te puede interesar:

Sucedió en el barrio Copello de Capitán Bermúdez el sábado 12 de junio.
Conquistaron un compromiso de pago del aumento adeudado.
En el marco de la jornada nacional convocada por el Plenario del Sindicalismo Combativo.
Abajo la persecución sindical contra quienes luchan por el derecho a un salario digno.