28/01/2021
NI UNA MENOS

A 20 años del femicidio de Natalia Melmann, la impunidad continúa

El próximo 4 de febrero se cumplirán 20 años del secuestro, violación y femicidio de la joven de 15 años Natalia Melmann en Miramar por parte de agentes de la policía bonaerense. Solo 3 de los responsables (en el cuerpo de Nati se encontraron 5 ADN), los policías Ricardo Suárez, Oscar Echenique y Ricardo Anselmini, fueron condenados a prisión perpetu, y beneficiados en 2017 con salidas transitorias que fueron revocadas un año después gracias a la lucha sin tregua de los familiares. El “entregador” de Natalia, un buchón de la policía, fue condenado a 25 años pero luego le redujeron la pena a solo a 10 años de prisión. El cuarto coautor de la violación y posterior femicidio de Nati, el exsargento Ricardo Panadero, fue absuelto en 2018 desestimando contundentes pruebas y testimonios, por lo cual el juicio fue anulado y la familia, dos años después, todavía sigue a la espera de su nueva realización. Además, luego de 20 años, aún queda pendiente identificar el quinto ADN, de quien la familia señala que no puede ser sino de otro policía de la zona.

El entramado de encubrimiento policial y político se dio desde las primeras horas de la desaparición de Natalia. Solo la movilización popular permitió encontrar el cuerpo sin vida 4 días después de su desaparición. Desde ese momento la policía se dedicó a entorpecer la búsqueda, los peritos policiales se encargaron de ocultar o invalidar pruebas que inculpaban a los policías, trasladaron de seccional a uno de ellos, ocultaron que ya tenían denuncias previas, amenazaron y hostigaron a la familia de Nati al punto que tuvieron que irse de la ciudad.

Es conocida la impunidad con la que se manejaba la policía en Miramar. Este grupo de policías organizaban fiestas con menores en la casa del barrio Copacabana donde violaron y mataron a Nati, de hecho dos de los policías condenados por este caso, tenían causas previas por abuso sexual y apremios ilegales. Fue la pueblada que terminó apedreando la comisaría la que aceleró la investigación a pesar del encubrimiento policial.

Las mafias policiales y la protección política van de la mano. La familia se cansó de denunciar la complicidad de los altos mandos de la policía de la zona y sus vínculos con la justicia marplatense. Los asesinos de Natalia cuentan con un sistema judicial y policial que los protege, están alojados en una Alcaldía con muchos beneficios y en el 2022 pueden volver a pedir las salidas transitorias.

La familia está organizando una jornada homenaje virtual para el 4 de febrero y convocan a la población a mandar fotos con la consigna “20 años SIN NATI”. Inundemos las redes sociales con el pedido de justicia para Nati y cárcel a los responsables. Basta de encubrimiento. Desmantelamiento del aparato represivo.
Ni una menos, el Estado es responsable.

 

También te puede interesar:

El 14 de abril se realizará una radio abierta en La Plata, frente a las puertas de Casación Penal (calle 7, entre 56 y 57) a las 11 horas.
La víctima estuvo 8 días desaparecida.
El pedido desesperado de una víctima de violencia de género que reclama protección a un gobierno que no da respuesta.