12/07/2021

A un año del femicidio de Rocío Vera: un crimen atroz que nos recuerda las razones para seguir luchando

La violación en manada y el femicidio de la joven de 14 años aún estremece y sacude a la ciudad de Reconquista.
Plenario de Trabajadoras/Partido Obrero

Rocío Magalí Vera tenía apenas 14 años y cursaba un embarazo de dos meses, cuando en la madrugada del 12 de julio del 2020 su vida fue arrebatada de la forma más cruenta y salvaje: fue retenida, violada en manada y golpeada severamente hasta provocarle la muerte. Tras una búsqueda iniciada por su familia, en pocas horas el cuerpo de la joven fue hallado en un descampado lindero a lo que por entonces era un local abandonado – la ex despensa Santa Rita- en el populoso barrio Carmen Luisa.

Situación de la causa

Según el informe brindado en abril de este año, por el fiscal Aldo Gerosa, del Ministerio Público de la Acusación de Reconquista, pudo determinarse que las muestras incriminan a 3 de los seis detenidos por el crimen. Los informes dan cuenta de los perfiles y pruebas genéticas de los partícipes del ataque sexual, de los materiales encontrados en el lugar, como el palo con el que fue atacada hasta su muerte.

Si bien falta revisar otras pruebas, la fiscalía evalúa que las condiciones para elevar la causa a juicio, estarían dadas para los primeros meses de 2022. Los imputados son: Juan Daniel Godoy, 31; Leonardo Gastón Godoy, 29; Brian Altamirano, 21; y Pascual Eduardo Fagundes, de 22 años; y dos personas más que al momento del hecho eran menores de edad, por tal motivo esas causas se dirimen en la Justicia de Menores.

En octubre de 2020, diversas organizaciones que integramos el movimiento de mujeres de la ciudad, nos manifestamos a partir de la convocatoria de la familia, tras conocerse la liberación de Luis «Chayanne» Quintana, imputado y detenido por los hechos.

Hasta entonces, no se habían completado las evaluaciones sobre las pruebas genéticas, por lo que su liberación sobrevolaba el fantasma de la impunidad, tantas veces vista en el norte de Santa Fe.

La vulnerabilidad de Rocío, fue tema de denuncia en las semanas y meses siguientes hacia autoridades y funcionarios estatales que dejaron pasar situaciones en su vida. Ahora, ya con su femicidio – que pudo ser evitado- estuvimos y estamos atentas a que no ocurran más atropellos del sistema judicial.

Se prepara para el 24 de Julio, a las 18 – día en que Rocío debería cumplir 16 años- una marcha de antorchas recorriendo la interbarrial, para culminar en las cercanías al lugar donde fue asesinada.

Luchar contra la opresión

El crimen de Rocío nos recuerda el accionar de la justicia una vez consumado el femicidio, a la vez que deja en evidencia el vaciamiento de organismos, la falta de presupuesto y dispositivos inmediatos que aborde la enorme crisis social de desocupación, miseria, salarios de hambre y violencia que afecta especialmente a las infancias y adolescencias, mayoría entre pobres e indigentes en nuestro país y el mundo.

Ante este panorama debemos responder con lucha y organización, sin guardar ninguna expectativa en que los cambios de políticas, provengan del Estado.

Solidaridad con su familia. Justicia por Rocío y por todas las que ya no están ¡Vivas Nos Queremos!

El Estado es responsable.