20/08/2021

Aniversario de una lucha: Belén libre desde hace 5 años

La joven tucumana estuvo 3 años presa por un aborto espontáneo.
Secretaria de géneros y diversidad sexual AGD UBA

Este 18 de agosto se cumplieron 5 años del momento en el que la Corte Suprema de Tucumán ordenó la liberación de Belén, luego de 29 meses en prisión por un aborto espontáneo, casi 3 años presa. El 27 de marzo de 2017 finalmente fue absuelta.

El caso de Belén es paradigmático, no solo por las razones que la llevaron a ser juzgada y condenada de manera exprés en una provincia como Tucumán que en 2018 y en medio del debate por la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo se declaró “Provida” sino, y por sobre todas las cosas, porque su liberación fue un ejemplo de lucha del movimiento de mujeres y diversidades de nuestro país.

En marzo de 2014 Belén concurre al Hospital de Clínicas Dr. Nicolás Avellaneda (Villa Urquiza) por fuertes dolores abdominales. Luego de que le aplicaran un calmante que no surte efecto le confirman que tuvo un aborto espontáneo y proceden a realizarle un legrado. Así lo escriben en su historia clínica. Desde ese momento se inicia un proceso de violencias múltiples contra una mujer de 25 años que ni siquiera sabía que estaba embarazada. Inmediatamente después de ser acusada por el equipo de salud que la atiende, la envían al Penal Santa Ester.

Sin meternos en muchos detalles, el proceso judicial que se lleva adelante contra Belén viola todas las garantías del “debido proceso”: tuvo varios defensores (2 privados y una oficial) que no le permitieron leer su expediente, se intentó vincularla con un feto que se había encontrado en un baño sin hacer ningún estudio genético de ADN que estableciera una relación parental, se violó el principio de confidencialidad por parte de los profesionales en varias oportunidades (incluso facilitando su historia clínica a una mujer policía en el hospital), una prisión preventiva que no se ajustaba a estándares de DD.HH. etc.

En el mismo 2016 se conformó la Mesa Provincial por la Libertad a Belén integrada por organizaciones de mujeres y diversidades, organizaciones políticas y sociales, sindicatos, etc. que entre las diversas acciones de visibilizarían del caso a nivel provincial y nacional. Desde la mesa provincial se convocaron a 4 marchas pero la más importante es la que se realiza el 12 de agosto en todo el país.

Desde el PDT- Partido Obrero, y en particular la compañera Soledad Sosa, en ese momento diputada por Mendoza, rápidamente tomamos la iniciativa y comenzamos una gran campaña entre las que se incluyen videos de personas populares exigiendo la anulación de su condena.

La marcha del 12 de agosto fue multitudinaria en Tucumán, de las más grandes en la provincia y se replicó en todos los centros políticos del país, incluyendo tribunales y la plaza de mayo en la Ciudad de Buenos Aires. Allí se leyó la carta escrita por Belén mientras se encontraba aún en el penal. Todos somos Belén, era la consigna. Belén finalmente es liberada pocos días después.

El caso de Belén, así como la conquista del aborto legal en 2020 son enormes ejemplos de lucha organizada y contundente del movimiento de mujeres y diversidades. Es el método que marca un camino y que hoy llevan adelante las compañeras y compañeros del movimiento piquetero, del Polo Obrero, en el reclamo contra el hambre y el ajuste en curso por parte de todos los gobiernos. Es el método que nos permite la conquista de los derechos más elementales y de todas las reivindicaciones que aún son soslayadas pero a la vez utilizadas de manera demagógica con presupuesto con perspectiva de género mentiroso y que se subejecuta.

También te puede interesar:

Con la venia de Cristina y los “nacionales y populares”.
Martín Correa, del FIT-U, denunció que su gestión llevó a la pobreza entre los índices más altos del país.
La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
Se prepara una nueva Women's March para el 2 de octubre.