17/02/2021
17F

“¡Basta de femicidios!”, concentraciones frente a tribunales en todo el país

Foto: Fede Imas

Hoy nos movilizamos a los Tribunales de la Ciudad de Buenos Aires y en distintos en todo el país frente a la ola de femicidios. El crimen de Úrsula Bahillo en la ciudad bonaerense de Rojas es uno de los 48 asesinatos por motivo de género que llevamos en este 2021, y se convirtió en el detonante de una fuerte indignación popular que señala al Estado como el principal responsable de la violencia contra las mujeres. Mostró de manera concentrada la complicidad y responsabilidad de las fuerzas represivas y la Justicia.

Se sintió el reclamo “Fuera Berni”, quien se encuentra a la cabeza de una fuerza policial que actúa con total impunidad contra la población. Es la que desoye sistemáticamente a las víctimas de violencia, la que encubre a los femicidas ligados a la propia institución o a los negocios de la trata y el narcotráfico. A su vez fue la que, en última instancia, reprimió sin miramientos el reclamo de justicia por Úrsula.

«Es claro que el caso de Úrsula es una expresión palmaria de que el Estado es responsable. 18 denuncias hizo, y se ignoraron porque hay un andamiaje de protección a los femicidas, que en este caso además era policía», denunció Romina Del Plá, diputada nacional (MC) del Frente de Izquierda. «A pesar de que tenemos ministerios de la Mujer en la nación y en la provincia, los femicidios siguen subiendo, porque las responsabilidad del Estado y de los gobiernos es total. Reclamamos refugios, contención psicológica y subsidios para las víctimas, y poner en pie un consejo autónomo de mujeres que controle qué presupuestos se están ejecutando y cuáles no, qué normas se están cumpliendo y cuáles no», agregó.

Así, contrastó con el anuncio del gobierno nacional de crear un «Consejo Federal para el Abordaje de Femicidios», organismos infructuosos que no abordan la situación de violencia que sufrimos las mujeres, porque la responsabilidad proviene de las propias instituciones, que es necesario desmantelar.

«La movilización es una denuncia también a jueces y fiscales que son votados y elegidos por el Ejecutivo y el Senado, y tienen responsabilidad en el encubrimiento y en no atender las denuncias de las mujeres», señaló Amanda Martín, directiva del sindicato docente Ademys. Luego, contrapuso que desde el ¨Plenario de Trabajadoras plantean la «creación de un foro judicial de las mujeres, elegido por voto directo y revocable, para tender todas esas causas que aquejan a las mujeres».

La clave está en la fuerza de la movilización callejera del movimiento de mujeres. ¡Justicia por Úrsula y todas las que nos faltan! Ni Una Menos, el Estado es responsable.