21/04/2017

Chaco: ¿Qué pasó con Lorena, la joven qom desaparecida once días?

Por una comisión investigadora independiente que esclarezca las causas de su desaparición
Por Luz
Plenario de Trabajadoras


Lorena Segundo es una joven qom de 19 años, oriunda de Villa Río Bermejito, Chaco.  El 4 de abril desapareció y durante 11 días no se supo nada de ella. Apareció luego de realizar un llamado desesperado al 911. Acto seguido, desde el poder judicial y los medios de comunicación “informaron” que la chica se había ido “por su propia voluntad” con un hombre.


 


El testimonio de Lorena dista mucho de la versión oficial de los hechos. Durante la movilización posterior que se dirigió a las puertas de la comisaría del pueblo para reclamar por el esclarecimiento de su desaparición, Lorena -que se movilizó junto a familiares y amigos- denunció que la policía y otras dependencias judiciales estaban encubriendo a sus captores.


 


La joven afirma haber estado en una casa de la localidad de Tres Isletas contra su voluntad, que estuvo inconsciente todo el tiempo y que no ha sido revisada por sanidad para indagar las causas de los dolores que siente en su cuerpo. Sus familiares han declarado que ella “no sabe qué le hicieron durante esos diez días. No recuerda nada, sólo sabe que cuando recuperó la conciencia vestía otra ropa y le dolía todo el cuerpo”.


 


Señalaron además que “sí, es cierto que se fue por sus propios medios. Lorena se acuerda de haberse encontrado con Ramón Molina, a quien ya conocía, pero asegura que no permaneció allí en ese domicilio de Tres Isletas por voluntad propia, sino por un estado de inconsciencia provocado, seguramente, por alguna droga que le impedía siquiera resistirse”.


 


Según el testimonio de Lorena, “cuando recuperó el conocimiento, se sentía adormecida, débil y muy dolorida. Al despertar, notó que la habían cambiado de ropa y que tenía plata en el bolsillo. Al escuchar que sería trasladada a Resistencia, logró llamar a su familia y pedir auxilio, pero la llamada se cortó”.


 


“El día que la encontraron, Ramón llamó a la madre de Lorena y le dijo que era un amigo y que su hija estaba bien en el barrio Las Tablitas de Tres Isletas. Recién ese día, luego de 11 días de la desaparición de su hija, la Policía le tomó la denuncia. Ese día la encontraron y automáticamente comenzó a circular una versión oficial, que tanto Lorena como su familia aseguran que es totalmente falsa”, declaró la familia a los medios de prensa (Diario de La Región, 19/04).


 


Por una comisión investigadora independiente


 


La fiscal que atiende el caso, Raquel Maldonado, ha dado por cerrado el caso mientras que el Procurador General del Chaco, Jorge Cantero, reivindicó el “final feliz” de la investigación y el protocolo de actuación del gobierno.  Es el mismo hombre que avaló la versión sobre el “accidente de tránsito” que blandió el ex gobernador cristinista Jorge Capitanich en 2013 para encubrir el asesinato del joven qom Florentín Díaz tras un violento desalojo de un corte de ruta.


 


El parte médico difundido oficialmente “determinó que Lorena no tenía lesiones de ningún tipo y diagnosticó una depresión con posible conducta de autoagresión por lo que recomendó derivación a un especialista de salud mental”, sin embargo, la joven insiste en que no fue revisada.


 


El apuro del poder judicial por cerrar este caso el mismo día en que encontraron a la joven, con el agravante de que hacen caso omiso de la grave denuncia que realiza públicamente Lorena, devela un entramado judicial y político favorable al encubrimiento de los responsables de su desaparición.


 


La investigación de esta desaparición tiene relevancia más allá del esclarecimiento del caso en particular. Continúa desaparecida Maira Benítez desde hace cuatro meses, y su familia se moviliza intensamente ya que el gobierno no ha aportado un dato respecto de su paradero. Además del de Maira, ha tomado estado público la desaparición de Angélica Gómez, de 15 años, otra joven qom -como Lorena- de la localidad de Fontana.


 


La negativa del gobierno a aplicar los protocolos de búsqueda por trata de persona, como sucede en el caso de Maira, se complementa con este proceder encubridor en la investigación de las causas de secuestro. Que en el Chaco operan redes de trata ha quedado recientemente al descubierto luego de que encontraran en un prostíbulo bonaerense a una adolescente chaqueña desaparecida desde 2016 y con la liberación de ocho mujeres que estaban siendo explotadas sexualmente en Resistencia y Barranqueras.


 


Para desmantelar las redes de trata necesitamos una comisión investigadora independiente, conformada por organismos de derechos humanos, capaz de avanzar contra los pactos de impunidad que reinan en la provincia. Un gobierno que garantiza la impunidad debe ser puesto en el banquillo de los acusados por el movimiento de mujeres.


 


Exigimos la separación del médico Ricardo Sánchez, la fiscal Maldonado y el procurador Cantero.


 


Por una comisión investigadora independiente que  investigue el secuestro y el entramado judicial y político que se ha colocado al servicio del encubrimiento.


 


Para terminar con las redes de trata, por justicia para Lorena, y para recuperar a Maira y las demás mujeres desaparecidas, vamos por un plan de acción independiente del Estado y sus gobiernos. 


 


 

También te puede interesar:

Este viernes nos movilizamos al Juzgado en Talcahuano 550.
Recuperar el camino de la movilización popular. Vamos a los pañuelazos en todo el país.
Al ritmo del FMI. Escribe Vanina Biasi.
Una mujer fue secuestrada junto a su hija de un año y medio durante 4 días. Allí fue abusada sexualmente y torturada por su expareja.
Más de 15 denuncias fueron efectuadas antes de su asesinato.
Amenazas con armas de fuego, abuso sexual y renuncia de su defensor.