24/07/2008 | 1047
CHARLA-DEBATE EN LA SEA

Hacia el Encuentro de Neuquén

Diez panelistas, representativas de diferentes sectores políticos, debatieron durante más de dos horas sobre las características del próximo Encuentro Nacional de Mujeres que se reunirá en Neuquén. Participaron Diana Maffia, feminista, docente y desde el año pasado legisladora de la Ciudad de Buenos Aires por la Coalición Cívica; Vanina Biasi, del Partido Obrero; Las Baruyeras, La Casa del Encuentro; Loana Berkins, del movimiento travesti; el PTS, MAS, PC, el Frente Darío Santillán y Sara Torres, integrante de la primera Comisión Organizadora de los Encuentros Nacionales de Mujeres del año 1986. El PCR se negó a participar.

El debate fue organizado por el Colectivo de Géneros de Indymedia, transmitido por Internet, y el público presente también participó. Cada sector expresó lo que era de su interés al respecto.

Algunas defendieron el método del «consenso» utilizado hasta ahora en los Encuentros, como el fruto de una expresión diferente que hace a nuestra condición de mujeres. Otras entendieron que los encuentros no necesitan ningún cambio y que deben seguir funcionando tal cual lo han hecho hasta ahora.

Nosotras planteamos que las reivindicaciones de las mujeres, el profundo retroceso operado durante los últimos años y el avance político de lo más recalcitrante en materia de ataque de los derechos de las mujeres (como la triada Bergoglio, Carrió, Macri, de la mano de la patronal sojera), nos obligan a buscar la forma de avanzar en una lucha común para la que el Encuentro Nacional debe ser una herramienta concreta.

Reivindicamos la Carta Abierta en defensa del Encuentro, que extendimos al conjunto de las mujeres, y el llamado que hicimos en ella a debatir y divergir sin obstaculizar una acción común. Esta preocupación fue expresada a su manera también por otras organizaciones feministas y políticas. Otras organizaciones, por el contrario, demostraron estar más interesadas en la ruptura sectaria con las mujeres militantes políticas de izquierda que en la organización para poner un límite al flagelo que hoy se desata sobre las mujeres.

La construcción, alejada de la lucha por la modificación de las condiciones materiales de existencia, de una subjetividad femenina liberadora en relación con el tutelaje y a la estigmatización de inferioridad, es un absurdo tan grande como pretender que el movimiento obrero llegue a un reconocimiento de su fuerza y de sus capacidades para un cambio social de forma disociada de la lucha por la conquista concreta de logros de los trabajadores sobre el capital. Sin embargo, en algunas de las personalidades u organizaciones que se reclaman del feminismo prima ese criterio y eso se expresó en el debate.

El Plenario de Trabajadoras intervino con una panelista y, también, como parte del público asistente. La compañera Elena de Lanús, militante del Polo Obrero y empleada doméstica, retrató de forma aguda la imperiosa necesidad de organizarse y también marcó un método llamando a anteponer a las distintas expresiones sectoriales lo que ella llamó «el programa reivindicativo de la mujer, del lugar que sea cada una». «Les digo, compañeras o vecinas, tenemos que luchar contra el hambre, la violencia sobre los niños, la violencia sobre las mujeres y por el aborto legal».

El tiempo del debate no nos permitió rendir un gran homenaje al Polo Obrero y a todos los movimientos sociales que pusieron a la mujer en un plano de lucha frente a los ataques del Estado. No pudimos, por eso, responderle a Las Loanas, que tuvieron tiempo para criticar al movimiento piquetero -un movimiento que llevó a una gran parte de mujeres a integrarse a la lucha política revolucionaria y a tantas otras a librarse del yugo de la violencia doméstica, y que aún hoy integra masivamente los encuentros nacionales de mujeres, pero no encontraron un segundo para criticar al gobierno.

La perspectiva de aunar esfuerzos para una acción común forma parte todavía de una batalla que tenemos que seguir librando, para lo cual el debate convocado fue un paso adelante.

También te puede interesar:

La nueva etapa que se abre es la pelea por la perpetua, en ese marco la familia va a participar del Encuentro Nacional contra la Impunidad que se realizará en Tucumán el 26 y 27/02
l XXX Encuentro Nacional de Mujeres contó con una importante participación en los talleres de "Mujeres y organización sindical" que se replicó en seis comisiones diferentes