07/03/2017

Chile: Vamos con todo al paro internacional de las mujeres


Se avecina una nueva jornada de conmemoración del día internacional de las mujeres, marcada este año por el llamamiento internacional a un Paro Internacional de Mujeres. En más de 40 países del mundo mujeres de diferentes sectores se están dando cita para organizarlo, en momentos en que el movimiento de mujeres se encuentra en una nueva etapa, marcada por el despertar de millones de mujeres en el mundo entero en contra de la violencia y opresión sistemática a la que hemos estado sometidas. El pasado 19 de octubre los asesinatos de Lucía en Argentina y Florencia en Chile, desataron multitudinarias jornadas de lucha  que develaron el nivel de descomposición social del sistema capitalista en el cual vivimos, que amparado en los distintos gobiernos de turno y sus partidos patronales, sostienen un régimen social basado en la opresión y explotación de las mujeres y el conjunto de la clase obrera. El grito de #NiUnaMenos y el Estado es el responsable,  lideraron las movilizaciones en el mundo entero.


 


El origen del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, proclamado por las mujeres de los partidos obreros nucleados en la II Internacional, pugna por abrirse paso después de años de falsificación histórica deliberada, donde se quiso pasar al olvido la unidad entre la lucha por el socialismo y la liberación de la mujer. Además, este año reivindicamos el centenario de la revolución rusa, donde las mujeres tuvieron un lugar central en el derrocamiento del zar. Las obreras textiles de la ciudad de Petrogrado salieron a la calle y declararon una huelga que abrió las puertas al comienzo de la revolución rusa. 


 


Las luchadoras agrupadas en la Unión de Mujeres Trabajadoras saldremos a la calle a reivindicar el origen obrero y revolucionario de este día de combate, sacando adelante la lucha por todos nuestros reclamos, pero conscientes de que solo lograremos romper con todas esas cadenas sacando adelante una feroz lucha anticapitalista y socialista.


 


Un paro de mujeres frente a la cooptación del Gobierno


 


La actual situación de las mujeres en Chile está marcada por los altos niveles de precarización y de doble explotación que se han agudizado producto de la bancarrota económica internacional que atraviesa al conjunto del país. La situación de las mujeres trabajadoras se nos presenta más brutal, cuando el 74% de las mujeres tiene un salario igual o menor a $350.000 y el 13% nos encontramos bajo la línea de la pobreza.


 


Así mismo, los femicidios acrecientan las cifras cada año y los abortos clandestinos alcanzan a unos 70.000 anual. Esta es la actual situación que atraviesa al conjunto de las mujeres trabajadoras y que pone en la agenda política la urgencia de un plan de lucha independiente que de salida inmediata a esta barbárica situación.  


 


Ante los reclamos que han liderado las mujeres, la única respuesta que han recibido del gobierno es el intento de cooptación y el freno de su lucha para sacarlas de las calles, pues nuestras demandas no son solo reivindicaciones meramente democráticas sino que la lucha por la liberación de la mujer pone directamente en cuestión al régimen capitalista y sus contradicciones, por ende, debe encontrar un salida junto a la clase obrera y la lucha por la trasformación social.


 


El proyecto de ley de aborto bajo 3 causales es la férrea muestra de que el gobierno no dará ninguna salida a las reivindicaciones de las mujeres, sino más bien seguirá amparando un régimen basado en la opresión y explotación hacia las mujeres. Esta ley no busca legislar en los derechos sexuales y reproductivos, pues no responde ni al 3% de los motivos por los cuales las mujeres abortamos. Esta ley busca cooptar al conjunto de las mujeres movilizadas que se han lanzado a la vida política después de décadas de opresión. Esto no lo podemos permitir.


 


La organización, la lucha y el paro de las mujeres trabajadoras, tiene que  ser la respuesta que este 8 de marzo demos a la cooptación del gobierno, a la misoginia de los empresarios, a la iglesia patriarcal y al conjunto del régimen capitalista. Las mujeres trabajadoras debemos parar para terminar con los salarios de hambre, para frenar la violencia y decir #NiUnaMenos, para alcanzar nuestro derecho al aborto libre, seguro, gratuito y legal, para decir que las labores domésticas son un trabajo no remunerado que crea valor,  para frenar la violencia hacia las mujeres y el conjunto del pueblo mapuche, para detener “el castigo” social de que al ser mujeres tenemos que pagar más en los planes de salud, tener peores pensiones y peores lugares de trabajo. Las mujeres trabajadoras debemos paralizar con el conjunto de la clase obrera para poner fin al régimen capitalista y a la violencia machista.


 


Por un 8 de marzo de  organización y lucha


 


Este 8M tiene que ser una nueva jornada histórica del movimiento de mujeres en Chile y el continente. Este nuevo #NiUnaMenos debe llenar las calles contra toda forma de violencia a las mujeres, impulsando un plan de lucha que lleve adelante la independencia política. Las mujeres trabajadoras organizadas  junto a  su clase, son la única herramienta para luchar contra la violencia del Estado y arrancarlo de todas nuestras reivindicaciones.


 


No podemos esperar una solución de este gobierno. Esta lucha reclama un cambio social de fondo, para lo cual es necesaria la organización independiente de la mujer en unión con los trabajadores. En los sindicatos, universidades, liceos y los barrios se tiene que abrir paso a la discusión y organización de las reivindicaciones de conjunto de las mujeres trabajadoras en perspectiva de la huelga general. 


 


Que se haga cada vez más grande el grito por una Ni Una Menos y la unidad de la clase obrera contra la violencia hacia la mujer.


 


Salgamos a las calles por todos nuestros derechos:


 


No más diferenciación salarial entre hombres y mujeres. A igual trabajo igual salario


 


Por guarderías para nuestros hijos en todos los lugares de trabajo, de estudios y barrios


 


Contra la violencia sexual y reproductiva,  aborto libre, seguro, gratuito y legal


 


Ni una menos, el Estado es el Responsable

En esta nota

También te puede interesar:

¡Organizadxs y movilizadxs de manera independiente lo conquistaremos!
Cómo enfrentamos el primer lugar obtenido por la ultraderecha, un debate fundamental para la vanguardia de la lucha de masas.