24/05/2021

Chubut: ¡Vamos hacia el congreso del Plenario de Trabajadoras!

Por la independencia política del movimiento de mujeres

En Chubut, el gobierno de Mariano Arcioni, en la misma línea que el gobierno nacional, privilegia el pago de una deuda provincial fraudulenta, llevando adelante una agenda de ajuste que ataca al conjunto de la clase obrera pero principalmente a las mujeres, juventudes y disidencias.

Las mujeres en Chubut fuimos a lo largo de años protagonistas de grandes peleas, como hoy se observa principalmente en la lucha ambiental. A las políticas de saqueo extractivista y endeudamiento, se pone en pie una ardua pelea por un territorio libre de megaminería. Es aquí donde se concentra la vanguardia de lucha, que con los métodos de la clase obrera busca conquistar la iniciativa popular 2020 y dar un freno a la avanzada megaminera que propone el Gobierno Nacional y provincial. En este escenario, somos las mujeres quienes, nuevamente, estamos al frente del movimiento enfrentando las patotas sindicales, en la organización de cortes de ruta y asambleas. Del mismo modo, frente al desastre ambiental que causaron los incendios en la comarca andina, fuimos las mujeres quienes nos encontramos al pie de la organización por la vivienda y alimentación,  donde el Polo Obrero se posicionó al frente de la batalla contra la corruptela de los municipios y punteros zonales.

El sector estatal no ve cancelados sus conflictos, al contrario suman elementos para organizar sus bases. A un año de declararse la  pandemia, Salud se encuentra con convenios paritarios que no se cumplen como también un desfinanciamiento sistemático que lleva a sostener la atención en los hospitales sin los recursos necesarios. Del mismo modo, en educación, el sector se ve obligado a la presencialidad sin condiciones sanitarias ni edilicias que garanticen las mismas.

Sabemos que el reservorio de lucha del movimiento de mujeres de Chubut es enorme, y la experiencia ha demostrado, que es gracias a la movilización popular que nuestras conquistas se sostienen, y que será con nosotras en las calles que podremos ponerle un freno al ajuste y conquistar nuestras reivindicaciones. La pelea es contra el régimen capitalista y la única forma de vencerlo es en la unidad de las luchas. Urge la necesidad de unificar las luchas del sector estatal con el ambiental, para sortear el aislamiento que la burocracia sindical sostiene en pos de garantizar la gobernabilidad de Arcioni y Fernández.

El Ministerio de la Mujer y Disidencias es un total fracaso, sin respuestas reales  para dar una salida al aumento de los casos de violencia de género y su cara más extrema, los femicidios. Por su parte, los municipios no ejecutan los presupuestos destinados a violencia de género y no otorgan una verdadera salida a las mujeres que la sufren.  Las casas refugio se cuentan con los dedos de una manos y no cuentan con la debida atención psicológica y legal, con trabajadores precarizados que hacen lo que pueden. Así las cosas, se pone en relieve un régimen que desvía los recursos del Estado al servicio de sus propios negociados en detrimento de la vida de las mujeres. Por eso desde Plenario de Trabajadoras, comprendemos fundamental  ir por un Consejo Autónomo de mujeres, un organismo que nos permita administrar los recursos del Estado de forma independiente del mismo y de cualquier Gobierno, para de esta manera garantizar que los recursos sean destinados en solucionar nuestras problemáticas y no quedar postergadas  por ningún otro interés.

En cuanto a la campaña por una justicia con perspectiva de género y con más mujeres en los cargos judiciales de decisión que proponen ciertos sectores hay que advertir que no es la solución cuando esos cargos son otorgados por los mismos que llevan adelante las políticas opresoras, una mujer al poder no garantiza una real defensa de nuestros derechos y ejemplos hay de sobra. En muchos casos sólo alimentan su carrerismo político y no responden cuando se trata de enfrentar un régimen que tiene en sus entrañas la perpetuación de la opresión hacia la mujer. Desde Plenario de Trabajadoras alzamos en nuestro programa la necesidad de la elección popular y la revocabilidad de jueces y juezas, porque sostenemos que el cambio en la justicia debe ser estructural, no una simple lavada de cara progresista.

En este sentido, el Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras se ofrece como un horizonte para reorganizar al movimiento de mujeres y disidencias, como también a la juventud, de forma independiente de los gobiernos. Es indispensable que las mujeres discutamos una salida en conjunto a toda la clase trabajadora, para hacerle frente a las políticas de saqueo y endeudamiento que atentan con nuestras vidas. ¡Súmate al Congreso de Plenario de Trabajadoras!

 

También te puede interesar:

Además es la única provincia donde la cantidad de camas se redujo desde que empezó la pandemia.
La petrolera de Bulgheroni despliega su poderío mediático para invisibilizar sus responsabilidades
Conclusiones y campañas del II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras.
Marisa Rodríguez, mamá de Luna Ortiz, víctima de femicidio en 2017, dirigió unas palabras en el plenario de cierre del II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras.