24/11/2011 | 1204

Día internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres

Plenario de Trabajadoras

E| próximo 25 de noviembre se cumplen 51 años del asesinato de las hermanas Mirabal por parte de la dictadura de Trujillo, en República Dominicana. Los métodos para intentar vencer a las activistas contrarias a la dictadura fueron las torturas, las violaciones, las represalias contra la familia. Aun así, las “Mariposas” Mirabal no cancelaron su lucha hasta que fueron asesinadas. Miles de mujeres se enfrentaron con la misma tenacidad y fueron atacadas con los mismos métodos por la dictadura en Argentina. Así sucede en todo el mundo. La violencia contra las mujeres tiene una raíz social de clase y de género. El Estado capitalista fomenta y crea una relación social con las mujeres que luego se reproduce en el conjunto de la sociedad, al interior de las familias y en todos los sectores. Es un enorme acierto en la lucha contra la violencia hacia las mujeres que se haya elegido una fecha que destaca la violencia institucional contra las mujeres.

Este 25 de noviembre, en Argentina, realizaremos una concentración en el Congreso y en todas las plazas del país. La agenda de las mujeres sigue pendiente porque la clase política capitalista es incapaz de darle una salida. Las leyes de educación sexual o contra la violencia aprobadas en los últimos años en el Congreso se han convertido en letra muerta. La violencia doméstica contra las mujeres sigue su curso de ataques físicos, psíquicos y muerte. La mujer trabajadora es la más precarizada dentro del mercado laboral. Por su condición, muchas veces, de sostén del hogar es explotada por el Estado para extorsionar y condicionar a la mujer trabajadora. El negocio de la esclavitud sexual se lleva adelante sin otro obstáculo que el de las organizaciones que luchamos contra ella. Según la propia integrante de la Corte Suprema, Carmen Argibay, la trata de personas en la Argentina viene en crecimiento. El crecimiento económico de los últimos años no estuvo destinado a darle un mejor futuro a las mujeres y a las madres, sino a subsidiar a las patronales que fugaron la plata del país, arruinaron los recursos naturales y fomentaron el trabajo en negro y tercerizado.

La niña salteña muerta por un aborto clandestino hace pocos días atrás es el símbolo de un país dominado por la política derechista: se bloquean los abortos no punibles sin que haya un solo castigo administrativo y judicial. Las provincias kirchneristas son la punta de lanza de una avanzada de la Iglesia, la cual domina la educación pública. El gobernador Capitanich encabeza una cruzada clerical con el apoyo de la Presidenta.

El bloqueo al debate parlamentario sobre el aborto legal es una definición política de la evolución que tendrá el tema: el gobierno kirchnerista eligió el camino de reforzar los lazos con la Iglesia para enfrentar la crisis, no el de abrazarse con el pueblo y las mujeres para hacerlo. El mismo día que los diputados kirchneristas, quienes dominarán el parlamento en el próximo período, se negaban a reunir a las comisiones del Congreso para debatir el aborto legal, la Presidenta se reunía con el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Arancedo, para declararle su absoluta oposición a la aprobación del aborto legal en nuestro país.

Las mujeres debemos sacar nuestras propias conclusiones al respecto: poner en pie un movimiento de mujeres unidas por el programa de reivindicaciones de las mujeres trabajadoras, que sé desarrolle de forma independiente del gobierno y los partidos patronales. Discutamos el lanzamiento de una gran campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito.

• Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

• Trabajo en blanco, salario igual a la canasta familiar y vivienda para las mujeres trabajadoras.

• Desmantelamiento de las redes de trata, cárcel a funcionarios y responsables políticos.

• Separación de la Iglesia del Estado: basta de educación católica en las escuelas publica

Viernes 25 de noviembre, 17 horas, concentración en el Congreso Nacional

También te puede interesar:

Cientos de mujeres coparon las calles de la ciudad el 25N.
El principal reclamo fue por aborto legal. También hubo un repudio a la represión y los desalojos.
En el día internacional contra todas las formas de violencia hacia la mujer, movilizamos de Plaza de Mayo a Congreso.