Mujer

20/11/2003

|
826

El PO de nuevo en la calle

Cuarenta y ocho horas después de las elecciones, una columna del Partido ya se encontraba frente a la Legislatura, junto a otras organizaciones, para insistir en la sanción de la ley de salud reproductiva, vetada por la Iglesia, que consagra derechos elementales como el acceso a la información sobre métodos anticonceptivos y la provisión gratuita de los mismos a cargo del Estado. Enfrente, pequeños grupos clericales manifestaban en contra, mientras que en el recinto una mayoría del PJ y el Prs se aprestaba a votar contra esta ley.


El proyecto, harto limitado, fue enviado por Romero como una manifestación de la feroz lucha que lo opone a un sector de obispos por el control político del aparato eclesiástico. La coalición Unión por Salta (de kirchneristas, Recrear, Ucr, ex Ari, etc.) es la expresión del bloque anti-romerista del clero.