02/12/2020
ABORTO LEGAL 2020

Evangélicos en el debate de aborto

El 1ero de diciembre se iniciaron las audiencias informativas en el Congreso en torno a la legalización del aborto con 10 expositores a favor y 10 en contra. De este último grupo, la mayoría están ligados a la Iglesia católica o las Iglesias evangélicas, como es el caso de Osvaldo Carnival, actual vicepresidente de relaciones exteriores en Aciera (Alianza cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina).

Es interesante mencionar que durante el 2018, Carnival no fue parte del debate, algo que él mismo se encarga de decir en su exposición a la vez que reitera una y otra vez el crecimiento que en los últimos dos años ha tenido ese sector. El mismo sector antiderechos que tomó las calles durante el último fin de semana y que protagoniza escraches públicos contra parlamentarixs y activistas que están a favor de la Interrupción Voluntaria del embarazo, como fue el caso de la diputada Carolina Gaillard en Entre Ríos y contra nuestra compañera Romina Del Plá hace unos meses acusandola de «mata bebés».

El crecimiento del que habla Carnival, también titular de la Catedral de la Fé, «una Iglesia que comenzó hace 35 con menos de un centenar de fieles y hoy ostenta el poder económico y político suficiente como para tener llegada directa a los despachos públicos donde se toman decisiones» (octubre 2019, Página 12), tiene su base en los profundos lazos políticos con diferentes gobiernos, ganando espacios en el Estado. Carnival en persona fue autorizado para dar una misa a 400 cadetes del Instituto Superior de Seguridad pública del gobierno porteño en 2019, con Aciera hacen uso de los salones de la Legislatura porteña para la entrega de reconocimientos a militantes evangelistas y es el mismo que participó de la reunión con Alberto Fernandez en abril de este año en el marco del proyecto «Seamos Uno» del que también forman parte Cáritas y Amia. «La reunión concluyó con una oración con Alberto, ‘pidiendo por el país y por el Presidente y por el fin de la pandemia’, contaron fuentes presentes en el encuentro» (21/04/2020, Perfil)

En la exposición también se encarga de remarcar que en los últimos dos años se abrieron 220 centros de contención a mujeres en situación de vulnerabilidad para asistir ahí donde no llega el Estado. Es decir, pone al desnudo una política clara de tercerización de la asistencia que debiera estar a cargo del Estado, dejándola en manos de sectores que progresan en el plano del condicionamiento de la vida social de las familias obreras y que luego usan ese ascendente para conquistar directamente el poder del Estado. En Brasil se desarrollaron de la mano del gobierno de Lula, obtuvieron puestos en el Estado como ocurre hoy en La Matanza y tantos otros distritos y obtuvieron un crecimiento parlamentario bajo el poder del PT; luego fueron un aliado fundamental del golpe contra Rousseff.

La participación de las iglesias evangelistas y los sectores antiderechos en el debate por el aborto es una maniobra para hacer un «debate paritario». Una verdadera ficción porque el aborto legal, contra lo que dice Carnival, tiene hoy una aceptación mayoritaria en la sociedad y porque, tratándose de un derecho, la habilitación a querer cercenarlo no hace más que mostrar que el gobierno vulnera el principio mismo que dice querer defender.

Por eso, para conquistar el derecho al aborto y todas las reivindicaciones del movimiento de mujeres y disidencias, más que nunca se impone la separación de las Iglesias y el Estado. Basta de lobby clerical.

 

 

También te puede interesar:

Sufría persecución religiosa por su orientación sexual de parte de Testigos de Jehová.
Rechazan la ampliatoria que pedía suspender la ley IVE.
Un gobierno que anda a los tumbos.
Sobre las declaraciones del presidente en la promulgación del aborto legal y la lucha que tenemos por delante.