23/07/2003 | 810

Hacia el XVIII Encuentro de la Mujer en Rosario 16, 17 Y 18 DE AGOSTO

Los encuentros han tenido un gran peso en las miles de mujeres que cada año participamos y en los movimientos de lucha que transcurren durante el año. Han sido una etapa decisiva en nuestras acciones por pan y trabajo, por la libertad de los luchadores presos, para el impulso de las Asambleas Nacionales de Trabajadores Ocupados y Desocupados, etc. Las mujeres del argentinazo que no aceptamos la sumisión al gobierno, ni a la jerarquía eclesiástica, y las que volvemos expresando nuestra bronca por los límites que le imponen al encuentro las organizaciones conciliadoras, queremos transformarlo en un verdadero congreso democrático, resolutivo y organizativo de las luchas por ganar.


 


En agosto este desafio se renovará para las miles de mujeres sometidas hoy a la experiencia del gobierno capitalista de Kirchner, las que conservan los golpes de cacerolas, la fuerza de los piquetes, las huelgas y las rebeliones resonando en sus cabezas. Porque los problemas continúan, agravados por inundaciones catastróficas por las obras que el gobierno no hizo, represión contra las trabajadoras que quieren reabrir las fábricas, salarios en sus niveles históricos más bajos, violaciones a menores y mujeres, con violadores protegidos por el Estado y la Iglesia, ataques contra los derechos elementales a la concepción, la anticoncepción y al derecho de no morir por abortos clandestinos, hambre y desocupación, etc., etc., etc.


 


Se equivoca el gobierno si cree que le han firmado un cheque en blanco. Este Encuentro se realizará en una provincia inundada, catástrofe producida por la responsabilidad del gobierno de Reutemann; en el marco de una Santa Fe militarizada para evitar lo que


les es imposible: que nadie se queje ni organice. La reconstrucción de la provincia no será con la expectativa puesta en el gobierno de Kirchner, ni en el de Reutemann, ni en recambios centroizquierdistas que han servido para sostenerlos. Sobre la base de esta delimitación consideramos que este Encuentro tendrá como tarea que se debata la responsabilidad del gobierno y sus cómplices en esta masacre y que se debata la consigna: Fuera Reutemann. Y creemos que es necesario un planteo político propio.


 


Orgullosas de ser las mujeres del Argentinazo, convocamos a:


 


Las compañeras que con su lucha atacan al corazón de nuestros problemas: las obreras de Brukman, de Supermercados San Cayetano, de Grissinópoli, de Sasetru y muchas más, que luchan por el control obrero de las fábricas. Ellas son las que manifiestan: ¡Nosotros tenemos las manos y los pies, sí, pero ahora tenemos también la cabeza! Están demostrando que si la producción es organizada por los propios obreros podemos terminar con la explotación, la desigualdad y la discriminación que siempre tiene objetivos de lucro.


 


Las compañeras que están luchando por la recuperación de los sindicatos de las manos de la burocracia de las CGT y la Cta, adictas a los gobiernos.


 


Las compañeras piqueteras, de las asambleas populares, las luchadoras por los derechos de la mujer que no conocilian con el gobierno y continúan el plan de lucha. A todas ellas las convocamos a concretar una nueva acción tomando la experiencia de las movilizaciones piqueteras y obreras, de la Asamblea Nacional de Trabajadores, impulsando sus reclamos y su plan de lucha.