08/03/2021
en todo el país

Jornadas de lucha por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Fotos de Andrés Rabinovich.

Las movilizaciones y concentraciones por el 8M, día internacional de la mujer trabajadora, se replican a lo largo y ancho del país. Solo en lo que va del año hubo al menos 60 femicidios. Y a un año de la creación del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, la situación no sólo no cambió, sino que empeora.

El anunciado “presupuesto 13 veces mayor” al del gobierno anterior, representa en los hechos el 0,074% del presupuesto nacional. Mientras tanto, crece la impunidad y muchos de esos femicidios son ejecutados por personal de las mismas fuerzas represivas para las que va gran parte del presupuesto votado en el Congreso: 1 de cada 5 femicidios los tiene como responsables, incluso como en el caso de Úrsula con hasta 18 denuncias. La policía y la justicia son cómplices del encubrimiento y la impunidad.

En Córdoba, las compañeras del PdT y el Polo Obrero junto a otras organizaciones desarrollan una masiva marcha contra los femicidios, el hambre y la desocupación. Encabezan los amigos y familiares de Emilse Gajes, Ivana Módica, Yamila Cuello, Paola Acosta y madres protectoras de ASI.

Las movilizaciones y adhesiones también se hacen presentes en el sur de la provincia de Tucuman, donde las compañeras del Polo Obrero de Aguilares encabezan una movilización, así como en la capital de la provincia de Santa Cruz, Río Gallegos, y en Neuquén.

 

Las compañeras del PdT de Chubut concentraron en la Plaza Kompuchewe, donde también dijeron no a la megaminería, pago ya de los salarios para los y las estatales y #FueraArcioni; en Rosario se vio una masiva movilización donde se remarcó la responsabilidad del Estado y los gobiernos, tanto nacional como provincial.

En Argentina, el deterioro de nuestras condiciones de vida es categórico. En respuesta asistimos a importantes luchas donde las trabajadoras son protagonistas, desde sus lugares de trabajo contra los despidos y por las condiciones laborales y salariales, y desde las barriadas contra el hambre y por trabajo genuino. Defendemos la lucha por la unidad de la clase obrera ocupada y desocupada.

Este 8 de marzo salimos a las calles y decimos el Estado y los gobiernos son responsables de los femicidios y de toda esta realidad que vivimos las mujeres, disidencias y nuestras familias trabajadoras. Por un gran movimiento de lucha, organizado y en las calles, independiente de los gobiernos de turno, de los partidos que defienden este régimen social, de las iglesias y de las instituciones del Estado, para conquistar todos y cada uno de nuestros derechos.

Noticia en desarrollo.