20/07/2021

Justicia por Agustina Atencio: a días del primer juicio por su femicidio

El Estado es responsable.

El 2 de agosto dará inicio el primer juicio por jurados de la Cuarta Circunscripción de Río Negro, con sede en la ciudad de Cipolletti, por el femicidio de Agustina Belén Atencio, cometido en la localidad de Catriel, y que tiene como único imputado a Ezequiel Rebolledo.

El femicidio de Agustina y la desidia de la justicia

Agustina era una joven de 17 años de la ciudad de Catriel, y fue vista por última vez el 29 de febrero en el año 2020, cuando se retiró de su casa alrededor de las 14 horas. Tras la denuncia por la desaparición de persona realizada por su familia, empezaron los rastrillajes a distintas zonas del río Colorado y pesquisas, incluyendo la recepción de numerosos testimonios y registros de las cámaras de seguridad de la ciudad (lmcipolletti, 3/3).

En horas de la mañana del martes 3 de marzo, es decir tres días después de su desaparición hallaron su cuerpo sin vida en la vera del río. Ese mismo día fue detenido Ezequiel Rebolledo, joven de 21 años, la última persona que vio con vida a la víctima. La autopsia determinó que murió ahogada y su cuerpo presentaba golpes y signos de abuso sexual.

Según los testimonios y cámaras de seguridad, a Rebolledo lo vieron pasar cerca de las 15hs de aquel 29 de febrero junto a Agustina en una moto hasta la zona del camping “Los Rodríguez” en el río Colorado, a 300 mts de donde encontraron el cuerpo. Entre las hipótesis figura que el acusado, aprovechándose de la joven que se encontraba alcoholizada, debido a las bebidas que él le convido en el balneario, intentó abusar sexualmente de ella. Ante la resistencia de la joven, el acusado la habría atacado, provocando distintas lesiones en su cuerpo, y por último propinándole un golpe de puño en la cabeza que la tiraría al río (Ministerio Publico RN, 27/4).

La jueza Sonia Martin, que mantiene la causa tiene graves antecedentes. Podemos nombrar las denuncias de la victima de femicidio, Cinthya Vergara (Catriel 2014), por lesiones y amenazas efectuadas por Cristian Fievet, su femicida. La jueza jamás adoptó ninguna medida de protección ni realizo ninguna investigación al violento que terminó con su vida. Ni hablar de las denuncias en Cipolletti por su conducta profesional frente a las causas contra Rubén López, exlegislador de Juntos Somos Rio Negro, por abuso sexual.

Como era de esperar, dictó para este caso, y a pedido del abogado de la familia de la víctima la prisión preventiva del acusado pero por el plazo de un mes. El pedido había sido de cuatro meses. Incluso, con posteriores pedidos del abogado, la jueza resolvió prorrogar por dos meses la medida dispuesta e incluso, durante la videoconferencia, cortó el micrófono al abogado de la familia y le impidió realizar peticiones, según las denuncias del letrado (Diario Mejor Informado, 2/4/20 – Diario Rio Negro, 2/4/2020).

Estas maniobras, son una muestra clara de la posición de la justicia frente a los femicidios. Mientras lxs jueces son elegidos a dedo y cobran como empresarios, cajonean nuestras denuncias y brindan libertad a los femicidas, perpetuando la violencia contra las mujeres. Esto, da a entender que ninguna capacitación en perspectiva de género puede revertir esta situación.

Mientras tanto los gobiernos no destinan los recursos necesarios para atender la violencia de género, ni ponen fin a la precarización de las trabajadoras de los programas de atención.
A medida que pasaban los meses, los familiares y amigxs de la victima realizaron una enorme presión, con movilizaciones, acciones callejeras y distintos pedidos a la justicia para que el caso no quede estancado como muchos otros y, finalmente, se llegué a un juicio.

Por Agustina y todas las victimas de femicidios

El Estado y los gobiernos son los principales responsables, de la mano cómplice del aparato judicial, quienes desprotegen y garantizan la impunidad absoluta a los agresores, persiguiendo una orientación de ajuste que profundiza la miseria social, empeorado en el contexto de la pandemia, al servicio de las patronales y el FMI, contra lxs trabajadores y vulnerando, aún mas, la situación de las mujeres.

Por eso, desde el Plenario de Trabajadoras Río Negro, exigimos justicia por Agustina. Vamos por un fuero judicial especial por violencia de género con cargos sean revocables.

Pongamos en pie un Consejo Autónomo de Mujeres y Diversidades, organizado de manera independiente de los gobiernos y de las iglesias, electo y con presupuesto estatal, para un verdadero abordaje de las denuncias del movimiento de mujeres.

Ni Una Menos, el Estado es responsable.

También te puede interesar:

Movilizaciones en Jujuy contra la impunidad que todos los gobiernos le garantizaron a los Blaquier.
Hablemos de derechos sexuales y reproductivos.
Presunto femicidio que hacen pasar como suicidio.