09/02/2021

Justicia por el femicidio de Úrsula Bahillo

En el partido bonaerense de Rojas, reprimieron brutalmente a quienes se manifestaron para que no quede impune el femicida.

ilustración @camialdabe.art

El lunes 8/2 fue encontrado el cuerpo sin vida de Úrsula Bahillo (de 18 años), quien fue apuñalada en el paraje rural de Guido Spano, en el partido bonaerense de Rojas. El autor del femicidio es su expareja Matías Ezequiel Martínez (25 años), un oficial de la Policía Bonaerense que contaba ya con 18 denuncias en su contra y una orden de restricción dictada el 5 de febrero. Actualmente estaba de licencia laboral por carpeta psiquiátrica.

“Hace meses habíamos denunciado el hostigamiento de esta persona hacia mi hija. Hasta un fin de semana que fuimos a la comisaria de la mujer y nos mencionaron que no tomaban la denuncia porque era fin de semana”, expresó Patricia Nassutti, madre la joven.

Danna Villalba publicó en sus cuentas de redes sociales que Úrsula no fue la única que denunció a Martínez por violencia de género. «También fue Belén quien lo denunció. Él la amenazó de muerte le apuntó con su arma delante de sus nenes, pero por suerte Belén está viva. Él violó a una nena con discapacidad. ¡Tuvo muchas denuncias de tantas mujeres que sufrieron violencia por parte de él!», asegura el posteo.

El femicidio de Úrsula generó manifestaciones en la Plaza San Martín, que terminó en una represión policial con balas de goma, gas pimienta, una joven herida a la cual se le disparó a la cara y varias personas detenidas, entre ellas cuatro menores. En repudio, hubo marchas y protestas frente a los domicilios de dos fiscales y de un juez de paz.

La comunidad rojense movilizó a la puerta de la dependencia policial para expresar que no permitirá que el crimen quede impune, para evitar que la fuerza no encubra al homicida con carpeta psiquiátrica desde hace 5 meses atrás. La policía reprimió con escopetas, cargadas con municiones anti tumulto, para reprimir el avance de las personas hacia la dependencia policial. Los múltiples videos muestran las corridas, explosiones de disparos y estruendos de esas municiones. Una joven cayó lesionada y fue trasladada al Hospital municipal de Rojas para recibir curaciones tras ser impactada por un proyectil del armamento policial.

La movilización popular es una expresión del hartazgo popular con la responsabilidad estatal en el flagelo de los femicidios. Según datos recopilados por el Observatorio Lucía Pérez solo en el primer mes del año se contaron 37 femicidios en todo el país: uno cada 20 horas.

Desde el Plenario de Trabajadoras – Partido Obrero de Pergamino y Salto acompañamos y nos ponemos a disposición de familiares en el pedido de justicia.

¡Ni una Menos! El Estado es responsable. Basta de represión.