04/01/2008 | 1023

La campaña por la legalización del aborto


Tucuman


El 10 de diciembre, como parte de la jornada nacional de recolección de firmas, nos concentramos en la Maternidad. Previamente intentamos coordinar la jornada con algunas organizaciones que habían declarado interés en la campaña por la legalización del aborto, pero no aparecieron. Sólo tuvimos comentarios de parte de compañeras del MST que nos señalaron que su partido estaba estudiando si finalmente iban a tomar parte de la campaña.


Desplegamos una cartelería, un mural con recortes y con megáfonos en mano, agitamos los ejes de denuncias y convocamos a firmar el petitorio. Recogimos 50 firmas entre pacientes, personal de la maternidad y transeúntes. En un momento dado, uno de los policías de guardia nos vino a pedir, por orden de la directora del Hospital, que nos retiráramos. Abrimos la discusión que terminó con la firma del petitorio por parte del propio policía.


SAN MARTIN


El miércoles 26 realizamos una actividad en el Hospital Castex, donde concurrimos, prensa bajo el brazo, con los petitorios y centenares de volantes. El material fue muy bien recibido, tanto por pacientes como por los trabajadores de la salud del Hospital. En el transcurso de una hora, logramos juntar 50 firmas, instalando de esta forma la campaña. Nos proponemos conformar la comisión por el aborto legal en San Martín. A tal efecto, hemos convocado un plenario donde vamos a discutir un plan de acción y una serie de actividades sistemáticas para que 2008 sea el año de la legalización del aborto.


SALTA


El viernes 21 se realizó una charla para organizar el lanzamiento de la campaña nacional por el aborto legal gratuito y seguro. Allí votamos un piqueteo en Peatonal Florida y San Martín con los petitorios, carteles y sonido, para el día viernes 28. La jornada fue muy positiva. Se juntaron más de 150 firmas en 2 horas. A pesar de que la gente pasaba apurada de compras, se detenía a ver los carteles y a escuchar lo que agitábamos por el megáfono. No percibimos resistencias, salvo algunos casos aislados. Lo llamativo es la diversidad de los firmantes, hasta jubilados hombres. En general todos manifiestan conocer el impacto del aborto clandestino, no debe haber nadie que no conozca una mujer que haya abortado. Además, muchas mujeres plantearon la escasez de anticonceptivos en los centros de salud, el colapso de los médicos ginecólogos que llegan a atender a 50 pacientes por día, la falta de estudios elementales como el Papanicolau, etc. Los últimos datos del Sida dicen que la cantidad de enfermos se duplicó y que el 80 por ciento de los casos son mujeres heterosexuales, jóvenes y pobres (El Tribuno 6/12/07). O sea que existe la menor prevención.


Esta lucha se da en el marco de la aprobación de los presupuestos provinciales y municipales, donde no está contemplado ningún aumento de los recursos para la salud. Por el contrario, hay tarifazos y la promesa del nuevo gobernador Urtubey de revisar los gerenciamientos privados de los hospitales, ya que él se declara formador de gerenciadores.


Para continuar esta campaña está prevista una actividad en la zona sudeste sobre los centros de salud. Reclamamos más ginecólogos, más anticonceptivos, más preservativos y nos proponemos juntar cientos de firmas y adhesiones para que en 2008 consigamos el aborto legal y seguro.


 


 

En esta nota

También te puede interesar:

Volvemos a reclamar #NiñasNoMadres.
Un panorama de la lucha del movimiento de mujeres y diversidades en el continente.
Recuperar el camino de la movilización popular. Vamos a los pañuelazos en todo el país.