28/08/2008 | 1052

La cobertura en los medios locales del ENM XXIII

Los medios gráficos y radiales reflejaron lo que fue el centro de la polémica durante el Encuentro. «El campo divide a las mujeres», tituló el diario La Mañana de Neuquén. «El conflicto del campo causó divisiones en el congreso de mujeres en Neuquén» (Río Negro, 17/8).

Las mujeres del Plenario de Trabajadoras dimos una enorme batalla para que el Encuentro Nacional no fuera rehén ni de las políticas patronales del campo ni de las políticas patronales del gobierno, sino que se defendieran las voces de las trabajadoras que luchan contra la opresión, la violencia, los abusos, la trata y por el aborto legal, agredidas por igual por el gobierno y las patronales de todo cuño.

Siendo parte de la comisión organizadora presentamos una propuesta de documento planteando que la defensa de los derechos de las mujeres trabajadoras era incompatible con el apoyo a la patronal agraria y el gobierno. Que no podíamos defender a la patronal del campo que justamente representaba la esclavitud laboral, el abuso sexual hacia las trabajadoras rurales y la ilegalidad del aborto. Y tampoco al gobierno, que representaba la miseria salarial, el trabajo en negro y la desaparición de mujeres.

El PCR defendió a la patronal agraria y defendió en la comisión organizadora otro documento. Tal como plantea el mecanismo que funciona en el Encuentro, si no hay acuerdo se deben reflejar las dos posiciones políticas. Violando este mecanismo, una parte de la comisión organizadora, representada fundamentalmente por el PCR, no permitió que se leyera el otro documento, mediante la violencia física hacia las compañeras pertenecientes al Plenario de Trabajadoras y a la comisión organizadora.

«Ahí están, ahí están, las patoteras de la Sociedad Rural», fue uno de los cánticos que más se escuchó en el interior del edificio. Paralelamente, llegaron a Neuquén mujeres que representan a los «sectores de la producción de la Pampa Húmeda y así como recibieron apoyos también tuvieron que escuchar rechazos. Sucede que, por lo menos la apertura, tuvo una fuerte carga política» (Río Negro, 17/8). Este escenario que reflejan los medios locales fue el que se vio en el acto de apertura y  durante los dos días de intensos debates al interior del Encuentro. Y si fue de esta manera es producto de la decidida lucha política que las compañeras del Plenario de Trabajadoras dimos para defender la independencia de las mujeres frente a las patronales y el gobierno y para derrotar las maniobras políticas y patoteriles del PCR.

Numerosos talleres resolvieron pronunciamientos denunciando la política burocrática y violenta del PCR; además numerosos talleres se pronunciaron en favor de la independencia política de las mujeres, promoviendo la marcha por el aborto legal el 28 de septiembre y la marcha del 25 de noviembre contra la violencia hacia las mujeres.

Nuestra enérgica agitación de nuestros materiales y en particular de la prensa obrera como medio de difusión de nuestro programa y salida para los trabajadores fue reflejado por el diario Río Negro.

En esta nota

También te puede interesar: