16/09/2020

La lucha del movimiento de mujeres y la juventud por la educación sexual integral

Vamos todes al Congreso Nacional de la UJS, el 25 y 26 de septiembre.

En los últimos meses se llevaron adelante en todo el país, y aún se siguen desarrollando, los talleres de debate sobre la educación sexual laica y científica. Esta instancia fue organizada desde la Unión de Juventudes por el Socialismo y el Plenario de Trabajadoras con el objetivo de seguir la lucha por la implementación de la educación sexual
en todos los niveles educativos y a su vez, discutir el carácter y la perspectiva de sus contenidos.

Es decir, conquistar una educación sexual sin la injerencia del clero, que apunte a ejercer una sexualidad libre de violencias, que contemple las diversidades sexuales y de género y que contemple las problemáticas sociales que atraviesan desde múltiples aspectos nuestra educación sexual. Lxs cientos de jóvenes que participamos de estas instancias nos preparamos para llevar algunas de sus conclusiones al Congreso Nacional de la Ujs, este 2 y 26 de septiembre.

Entre los aportes principales del curso, surge que la juventud es el sector más dinámico de las luchas del movimiento de mujeres y diversidades sexuales por sus derechos. A su vez, entendemos la importancia de tomar nuestras propias reivindicaciones como la educación sexual laica y científica, la lucha contra los abusos a les niñes y adolescentes o la violencia sistemática que sufren las compañeras jóvenes precarizadas en sus lugares de trabajo.
Los talleres de los cuales hoy participan jóvenes de distintas partes del país abordan temas como la construcción y sostenimiento de los roles de género por su utilidad económica y política, los cuales, lejos de ser simplemente un absurdo tiene una función clara en este régimen social. Analizan las responsabilidades y el entramado de violencia hacia las mujeres trabajadoras y abren polémicas como el “feminismo de la igualdad capitalista” que reduce su lucha contra la cultura machista, a fin de sostener
las desigualdades de clase, las cuales no podrían sostenerse sin el recurso de la opresión de género.

Por otro lado, discutimos como todas las problemáticas que atañen a las mujeres y a las diversidades se ven profundizadas en este contexto. La crisis agrava las condiciones de vida de las mujeres y diversidades sexuales, de les jóvenes por ser les más precarizades a nivel laboral o por el ajuste en la educación que profundiza las desigualdades sociales y restringe el acceso a un gran porcentaje de la juventud.

 

¿Y por qué nos importa esto en el marco de la lucha por la Educación Sexual?

Porque la política que desarrolla el gobierno de Alberto Fernández se traduce en un obstáculo para la conquista de nuestras luchas. El reforzamiento clerical (clave en la política de “pacto social” del gobierno) convierte a la educación sexual en educación para “el amor” y el oscurantismo. El ajuste en educaciòn significa mayor precarización para nuestros docentes y ataque a su formación o capacitaciones en ESI.
Durante la cuarentena, hubo un gran aumento de femicidios y de violencia hacia las mujeres con una respuesta nula por parte del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad. Y por sobre todas las cosas, que el Gobierno haya enterrado la discusión en torno al tratamiento y la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito demuestra cuáles son las prioridades del mismo: llevar adelante su política y economía al servicio de los intereses del FMI a costa de la vida de lxs trabajadorxs, las mujeres y la juventud.

Este último punto es uno de los principales y predominantes debates que llevaremos a la comisión de mujeres y diversidades sexuales del Congreso Nacional de la UJS. ¡Porque entendemos que la lucha por el aborto legal es urgente! Y que tiene vigencia en Argentina pero también en toda América Latina, como
lo han expresado las mujeres organizadas por todo el continente.
El Congreso se realizará unos días antes del Día Latinoamericano y del Caribe por el Aborto Legal. Por lo que, de cara al 28S, el Congreso de la UJS que contará con la participación de luchadorxs de otras partes del mundo será un escalón fundamental para reforzar nuestra lucha en este terreno.
Las mujeres necesitamos poner en pie un movimiento de lucha independiente de los gobierno, del clero y del Estado, para arrancar el aborto legal de una vez, para conquistar la educación sexual laica y científica, para separar a las iglesias del Estado, por un plan efectivo para poner en pie la asistencia inmediata ante los casos de violencia de género, que se expropien predios de iglesias e instalaciones turísticas para la construcción de refugios para las mujeres y por un Consejo Autónomo de Mujeres electo, con presupuesto propio y disponible para su accionar inmediato.
Estas son las tareas que como juventud socialista debemos tomar en el plano de la lucha por los derechos de las mujeres y las diversidades, organizándonos por la independencia política de nuestro gran movimiento de lucha cuestionando y luchando contra el régimen social y sus instituciones.

También te puede interesar:

El gobierno cedió y dio marcha atrás a la disposición que impedía las ceremonias religiosas.
Aberrante justificativo de la Secretaria de Derechos Humanos.
Declaración del Frente de Izquierda Unidad de Santa Fe por el juicio a ultraderechistas de Biondini en Santa Fe.
La marea verde debe volver a ganar las calles para que sea ley.