22/04/2020

Mar del Plata: importante reunión abierta del Plenario de Trabajadoras

Frente a la situación de las mujeres en la pandemia.

El sábado 18 de abril el Plenario de Trabajadoras en Mar del Plata organizó la primera reunión abierta a través de videollamada. De ella también participaron compañeras de Necochea y Villa Gesell.


La iniciativa partió de la necesidad de seguir organizándonos aún durante el periodo de cuarentena, para debatir de manera colectiva el incremento de las situaciones de violencia de todo tipo que estamos atravesando las mujeres trabajadoras en el aislamiento social obligatorio.


La reunión se compuso por trabajadoras de la salud, docentes, feriantes, estudiantes, compañeras que se organizan en los barrios junto al Polo Obrero y obreras de Textilana. El denominador común en cada una de las intervenciones fue el incremento de la violencia intrafamiliar que se expresa en la ola de femicidios de los últimos días. La violencia laboral ejercida por el Estado y las patronales también ocupó un lugar fundamental durante el encuentro.


Las compañeras trabajadoras de la salud compartieron la situación laboral que están vivenciando desde la llegada de la pandemia. La falta de insumos y elementos de protección para poder trabajar de manera segura en un país donde son los trabajadores de la salud quienes ocupan el porcentaje más alto de infectados. Una situación,  destacaron las compañeras, que se corresponde a años de vaciamiento por parte de los distintos gobiernos nacionales, provinciales y municipales, sobre la salud pública. Es en este momento de crisis sanitaria cuando los trabajadores de la salud son quienes se encuentran sobre explotados por el Estado y las patronales, sin descanso y realizando doble turno, con salarios muy bajos. Para hacerle frente a la pandemia es necesaria la centralización del sistema de salud bajo el control de los propios trabajadores, junto a la formación de comités de salud e higiene, para exigir el cumplimiento de todos estos reclamos. El presupuesto público y todos los recursos deben destinarse para revertir el vaciamiento en la salud y no a pagar la deuda externa.


Compañeras especializadas en salud mental se refirieron a la inacción del Ministerio de Mujeres ante las situaciones de violencia de carácter intrafamiliar, algo que ha aumentado notablemente desde el anuncio del aislamiento social obligatorio. La ausencia de políticas de protección y la incapacidad de promover medidas reales de atención para las mujeres víctimas de violencia de género se expresan en la ola de femicidios conocidos los últimos días, paralelamente al lanzamiento del “barbijo rojo” y el “reforzamiento” de las líneas 144, lo que a los hechos se remite inviable, y no solamente coloca la responsabilidad en las victimas, si no que refleja la decisión de sortear la demanda de iniciativas concretas en manos del Estado. Como no existe una respuesta ante las denuncias en tiempo real, tampoco las hay luego de los hechos de violencia para las propias víctimas o familiares de femicidio en materia de salud mental.


Trabajadoras de Textilana colocaron experiencias laborales que dan cuenta del sometimiento a las mujeres bajo un régimen de explotación. Mientras en Textilana nunca se han cumplido las condiciones de salubridad e higiene, la patronal paga salarios que no cubren las necesidades básicas. Es necesario formar entre las trabajadoras comités obreros de seguridad e higiene para establecer la modalidad de producción, “en tiempos de pandemia” sobre la base de: jornadas reducidas de horario y rotación de los trabajadores, transporte pueda trasladar al personal desde y hacia sus hogares, y el pago integral del salario a todos y todas las trabajadoras cumplan o no su jornada laboral. Algo que hemos propuesto desde el primer momento desde la comisión interna de Textilana.



Las compañeras docentes y estudiantes plantearon la necesidad de organizarse frente a las modalidades virtuales impuestas por el Estado que dejan afuera a gran parte de la comunidad educativa, tanto estudiantes como docentes ante la falta de recursos para poder llevar adelante las clases y cursadas sumado a la carga que implica la maternidad, el cuidado de adultos mayores y las tareas del hogar en un cuadro de encierro.


Desde las barriadas más golpeadas de Mar del Plata, mujeres organizadas junto al Polo Obrero contaron como se vive en los barrios esta cuarentena cuando no hay ingresos para garantizar la comida diaria, mientras el gobierno les niega la IFE y no existe ningún tipo de respuesta del Estado para garantizar el aislamiento. El pago de un bono de 30 mil pesos a cada una de las desocupadas y precarizadas sin ninguna restricción es de carácter urgente.


Al mismo tiempo, repudiaron la campaña del gobierno que consiste en llamar a las fuerzas armadas ante situaciones violentas en sus hogares, ya que es la misma gendarmería o la policía quienes amedrentan a ellas y a sus hijos si los ven en la calle.


La reunión además de votar campañas de visibilización y relevamiento de estas situaciones en cada una de las localidades, deja como principal tarea la organización independiente del Estado y las patronales para avanzar en cada una de las reivindicaciones de las mujeres trabajadoras.



 

También te puede interesar:

El candidato a diputado nacional por el FIT- Unidad recorrió Mar del Plata, Necochea, Villa Gesell y Madariaga.
Decenas de compañeras y compañeres de José C Paz, Malvinas Argentinas y San Miguel nos organizamos de cara al 22° Encuentro de Mujeres y Diversidades del Noroeste.
Se abre para los estudiantes de la universidad una perspectiva de organización independiente de todos los gobiernos y los ajustadores.
En un distrito con enormes necesidades habitacionales.
Desde las 22 horas por el programa A dos Voces, de TN. Los candidatos del régimen o el Frente de Izquierda - Unidad.