27/10/2020
Derechos de las mujeres

Misiones: vamos por la absolución de María Ovando

Por la construcción de un movimiento de mujeres independiente del Estado y los partidos patronales.

La Justicia, dependiente de gobierno renovador, sigue atacando a María Ovando y a través de ella a las mujeres trabajadoras pobres de Misiones, no solo por buscar imponer sanciones a causa de las responsabilidades incumplidas por el propio Estado, sino también, por elevación, a aquellas compañeras que se organizaron para defender a María ante todo tipo de atropellos. El juicio que se lleva adelante en el Tribunal Oral N° 1 de Eldorado y las declaraciones públicas del fiscal Rodríguez están enmarcado en ese ataque.

Una Justicia al servicio de la persecución

La política de persecución renovadora lleva ya 10 años y arranca con las declaraciones del exgobernador y actual senador nacional por la Renovación, Maurice Closs, quien en ese entonces manifestó que su gobierno estaba “analizando judicializar los casos de mal cuidado parental”, ante los altos índices de desnutrición que presentaba la provincia. En 2011 muere por desnutrición la hija de María Ovando y el gobierno inicia el juicio contra la madre buscando encubrir las consecuencias sociales de su política miserable.

La repercusión del caso en los medios y la enorme lucha protagonizada por las mujeres trabajadoras de Misiones, en defensa de María, pero sobretodo señalando al verdadero responsable, el Estado que condena aún hoy a las familias trabajadoras a ingresos miserables y los lleva a la hacinamiento y al hambre, permitió que María sea liberada después de estar presa durante 18 meses, y finalmente ser absuelta.

El gobierno provincial no pudo perdonar al movimiento de mujeres tamaño golpe y por ello en 2015 volvió a la carga sobre María Ovando y la imputó de ser cómplice en abuso y corrupción de una de sus hijas y una nieta. Estamos frente a un proceso con irregularidades de principio a fin, lo que quedó en evidencia con la inhibición de uno de los integrantes del tribunal que la juzga, que determinó la suspensión del juicio oral que ahora, con una nueva conformación, se reanuda.

El mayor exponente de la persecución que se desarrolla contra María Ovando y el movimiento de mujeres es el fiscal del caso. Federico Rodríguez, ligado al líder de la Renovación, Carlos Rovira -quien lo habría elegido como fiscal- ha manifestado públicamente que si esta vez no la condenaban iba a “perseguir” a María hasta la Corte Interamericana. Rodríguez ha tratado de instalarse como una víctima de los familiares y de las agrupaciones de mujeres que acompañan a María. El fiscal pide una condena de 22 años para María Ovando, una condena mayor que para los supuestos autores de los hechos.

En un caso plagado de irregularidades y “errores”, no quedan dudas que nuevamente se trata de un proceso intencional que solo busca regimentar a las mujeres trabajadoras y evitar su organización y lucha.

La lucha dentro del movimiento de mujeres

La liberación de María Ovando en 2012 fue producto de una enorme lucha del movimiento de mujeres. Algo que hoy no se está desarrollándose de la misma manera. Un sector importante de las organizaciones de mujeres no accionó hoy de manera contundente como en el 2012. La pandemia y las expectativas en el gobierno kirchnerista resultaron ser un corsé en muchos sentidos.

Además se comprende que la acusación de abuso a las niñas generó un estado de confusión, cuyas simplificaciones son utilizadas por el poder político para atacar a las mismas mujeres. De ahí que muchas organizaciones no se han manifestado sobre la cuestión.

Es importante que las mujeres trabajadoras misioneras avancemos en un debate acerca del juicio y su significado político. La Renovación busca atacar a quienes se organizan para defender sus libertades democráticas y solamente un movimiento de mujeres independiente y con un programa que defienda sus intereses obreros podrá ponerle fin a los ataques del Estado.

Desde el Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero llamamos al movimiento de mujeres a expresarse y denunciar al Estado misionero de perseguir y criminalizar a las mujeres trabajadoras. Vamos por una gran movilización en Eldorado y Posadas y un cartelazo provincial este miércoles 28 de octubre.
Absolución a María. El Estado es responsable.

En esta nota

También te puede interesar:

La demagogia verde del gobierno renovador no resiste a la realidad.
Contra el régimen del hambre y saqueo de quienes nos gobiernan.
Más de 500 personas se reunieron en la actividad convocada por el Partido Obrero.