24/02/2021
NI UNA MENOS

Neuquén: femicidio en Villa La Angostura

Una muerte anunciada. Otra vez, el Estado es responsable.

Un nuevo femicidio ocurrido ayer, martes 23, en Villa La Angostura, conmociona a la provincia de Neuquén y al país. Se trata de Guadalupe Curual, una joven de la localidad, empleada de un comercio y madre de un pequeño. El hecho ocurrió cerca de las 22 horas en pleno centro de la ciudad. El femicida es un sujeto vecino de la comunidad y expareja de la víctima. La persiguió y apuñaló en plena avenida Arrayanes. También habría herido a otra persona, una amiga de Guadalupe. Testigos presenciales comentaron que el asesino amenazaba con el cuchillo a cuanta persona intentó detenerlo. La lesión en el tórax de Guadalupe fue letal.

Este miércoles 24 se desarrolló una numerosa movilización por las calles de de Villa La Angostura para reclamar justicia por Guadalupe.

El femicida de Guadalupe es Bautista Quintriqueo, tenía una orden de restricción para acercarse a su expareja por las denuncias que ella había realizado. Ahora se encuentra hospitalizado, con heridas leves, en el nosocomio local, ya que habría intentado suicidarse.

El caso de Guadalupe se produce dos días después del tercer aniversario de Karina y Valentina y el de otras tantas compañeras asesinadas, las cuales son casos testigos en donde las denuncias previas quedan archivadas en un cajón y no se realiza ningún tipo de seguimiento al acusado ni protección a la denunciante. Todo termina en cargar a la víctima con la responsabilidad de pedir una perimetral o solicitar un botón antipánico, también ineficaz, porque la instancia judicial que lo otorga lo utiliza para deslindarse de cualquier seguimiento posterior del agresor.

En Neuquén seguimos exigiendo al gobierno provincial la creación urgente de casas refugio. La resolución 1057/20, para tal fin, aún no es reglamentada por el Poder Ejecutivo provincial. La misma fue presentada en la Legislatura por nuestra diputada Patricia Jure y votada también por unanimidad, pero hasta la fecha no tenemos respuesta.

La brutal realidad que afecta a las mujeres las sitúa en una extrema vulnerabilidad, sometidas a largas cadena de violencias desde las instituciones y los gobiernos ajustadores.

Nuevamente, en este femicidio, el Estado estuvo presente, pero para garantizar la reproducción de la violencia. Los ministerios y secretarías de género han fracasado y para superarlos hay que abrir paso a organismos independientes de los gobiernos de turno, electos por las propias mujeres y cuyas políticas sean fijadas por ellas mismas. Un Consejo Autónomo de Mujeres que destine el presupuesto necesario para enfrentar esta realidad sin ataduras a los planes fondomonetaristas y ajustadores de los gobiernos de turno y las políticas de un Estado femicida. Más que nunca, organicemos un GRAN 8 de marzo de lucha contra el Estado que es responsable.

 

En esta nota

También te puede interesar:

El tractor de la Ford, y el cañón de la Krupp.
Avanzaron con la ocupación de oficinas del Ministerio de Salud.
Acompaña y sostiene piquetes en toda la provincia
Se derrotan los intentos de arremeter contra los cortes.