15/10/2015 | 1385

Pulti y Scioli reprimen a las mujeres y protegen a grupos neonazis

Plenario de Trabajadoras


Al finalizar la tradicional marcha de las mujeres que participan del Encuentro Nacional, las fuerzas policiales del municipio y de la provincia reprimieron con balas de goma, gases y palazos. Las compañeras denuncian que policías de civil disparaban desde dentro de la catedral.


 


En el interior de la Iglesia, con permiso obvio del obispado local y fuertemente custodiado por la policía, se encontraba apostado un grupo nazi (Fonapa), al mando del dirigente ultranacionalista Carlos Pampillon, quien durante los días previos venía amenazando a las mujeres movilizadas. Las fuerzas represivas al mando de los gobernantes del FpV, tanto del municipio como de la gobernación, llevaron adelante detenciones y hasta secuestros de personas dentro de la catedral.


 


Una delegación de compañeras del Plenario de Trabajadoras, con la dirigente Vanina Biasi, acompañó la liberación de las secuestradas y detenidas.


 


El intendente kirchnerista eligió defenderse esgrimiendo la teoría de los dos demonios, colocando a las mujeres y a los fascistas en un plano de igualdad como corresponsables de los hechos. Los responsables son el intendente y el gobernador, a cargo de las fuerzas de seguridad que reprimieron.