17/10/2017

Punteros y grupos ultrarreligiosos, la trama detrás del ataque al Encuentro de Mujeres

Resistencia, Chaco: crónica y responsables del ataque contra las compañeras
Por Corresponsal Plenario de Trabajadoras (Chaco)


El lunes por la tarde, cuando el encuentro ya había finalizado con el acto de cierre en el Club Sarmiento, grupos de compañeras se encontraban en la Plaza 25 de Mayo descansando y aguardando a la salida de los micros de las diferentes delegaciones rumbo a sus provincias de origen. Fueron víctimas de un ataque violento organizado por grupos ultramontanos con vínculos con el poder político de la provincia que actuaron con total impunidad, bajo la complicidad de la policía provincial


 


Para las 14 hs., se había convocado una concentración de "vecinos" contra el Encuentro Nacional de Mujeres. La convocatoria fue difundida en forma anónima en las redes sociales, en un tono amenazante, cercano a un discurso fascista y misógino. Una convocante sostenía, por ejemplo: "no te quiero bestia humana en mi país", en referencia a participantes del Encuentro.  La convocatoria llamaba a movilizarse contra las "feminazis". Otro mensaje, también anónimo, que circuló ampliamente rezaba: "después de alojar en las escuelas a todas las mujeres infectadas de SIDA, retornarán normalmente las clases poniendo en riesgo la salud de nuestros hijos…". En otros casos, se atacaba a las participantes del Encuentro por cuestionar a la policía provincial. A esta campaña contra el Encuentro se sumó Emerenciano Sena, dirigente "social" aliado del gobierno provincial.


 


Para "denunciar" al Encuentro, se incluyeron escenas falsas o sacadas de contexto. Los ataques fueron profusamente reproducidos por grupos católicos y evangélicos, punteros políticos (fundamentalmente de la UCR pero también del PJ), y por sectores de la burocracia sindical. Uno de los principales blancos de los ataques fue una presentación en la Catedral, en la cual se colocaron toallitas femeninas pintadas de sangre, con inscripciones. Se calificó esta acción de "atentado", cuando en realidad se trató de una manifestación cultural y política contra la Iglesia.


 


 


La concentración comenzó a las 14 hs. Luego de las 15., atravesando la Plaza, el grupo de manifestantes comenzó a agredir verbalmente a las compañeras que se encontraban en la Plaza. Numerosos videos muestran como la policía escoltaba al grupo de agresores. Pronto se pasó del ataque verbal al físico. En las filmaciones pueden verse las heridas producidas con cuchillos, piedras y palos contra compañeras. La persecución se extendió a varias cuadras aledañas. Un video muestra un grupo de hombres corriendo a piedrazos a compañeras por la calle Don Bosco, a dos cuadras de la Plaza. Otro testimonio da cuenta de la persecución hasta el Hospital. Otros grupos embistieron contra las compañeras con motocicletas.


 



Se trató de un ataque previamente organizado y planificado, como lo muestra la posesión de elementos contundentes, la persecución y la coordinación con la que actuaron los agresores.


 


Los participantes de la patota se identificaron solos en las redes sociales. En los videos se puede ver claramente a Clelia Avila, dirigente de la UCR y activa militante anti aborto "pro vida". También se ve a gente embanderada con un grupo evangélico "Invasión de amor de Dios". Otro miembro de la patota, Enzo Gómez de Pelozo, barra brava de Chaco For Ever, reivindica la acción en Facebook diciendo que "el pueblo se iso [sic] respetar". En el mismo Facebook, reivindica a Bacileff Ivanoff, ex vice gobernador del Chaco de Capitanich, famoso por su política represiva. Los oficiales que "escoltaron" a estos agresores pertenecen a la Comisaría Segunda de Resistencia.


 



 


En las últimas horas se dio a conocer la detención de cinco jóvenes identificados en los hechos. Deben esclarecerse todas las responsabilidades del caso y ser castigados los responsables.