02/01/2021
ILE

Salta: Movida judicial de diputados celestes contra el aborto legal

El juez Federal Medina les habilitó la feria para su tratamiento. Van contra la ILE para impedir la IVE.

Diputados celestes, Cristina Fiore y Andrés Suriani

Nuevamente Salta es pionera en cuestiones negativas por referencia a los derechos de las mujeres. A horas de la aprobación de la ley IVE, Interrupción voluntaria del embarazo, el fiscal federal Ricardo Toranzos recibió una presentación de derechistas celestes contra el protocolo ILE, la interrupción legal del embarazo en caso de violación, y pidió su inmediato tratamiento. Inmediatamente el juez federal Miguel Medina habilitó la feria para tratar el pedido.

Ahí nomás los medios de comunicación se hicieron eco con una noticia errónea, pues no es contra la ley del aborto legal, que aún no había sido promulgada ni publicada, sino contra la aplicación del protocolo ILE en caso de violación, que ya es legal y el máximo tribunal de nuestro país, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ya interpretó lo que dice el Código Penal en los casos de abortos con causales.

A simple vista, el texto presentado por la exsenadora nacional Cristina Fiore es una payasada, un compilado de disparates como los expresados por los seudocientíficos invitados por los celestes a exponer en el Senado, que dieron vergüenza ajena y asco, y que ya fueron respondidos en el propio debate de la ley IVE en el 2018 y en el último tratamiento también.

Cristina Fiore es una oportunista política del régimen oligárquico, hizo “carrera” en el Partido Renovador de Salta (que actualmente preside), el partido que crearon los milicos posdictadura, junto a Ulloa y Folloni. Luego fue de saltimbanqui tras un cargo, así terminó como funcionaria de Isa (PJ), en el 2013 fue electa senadora nacional en un frente con Rodolfo Urtubey en la lista de Cristina Kirchner. Fiore cobró notoriedad votando en contra del aborto legal en el 2018 y por ser personaje de memes en el programa de Gisella Barreto. Actualmente es diputada provincial. El resto de los celestes firmantes son algunos diputados provinciales del PRO, como Andrés Suriani y exfuncionarios macristas.

Veamos lo que dice este pedido de los celestes: en primer lugar es una presentación de una acción declarativa de inconstitucionalidad del nuevo protocolo ILE, al cual ¡¡Salta no está adherido!! Por eso, el fiscal Toranzos se enreda tratando de justificar su competencia. Como lo dicen ya los antiderechos, toman el derecho del niño por nacer como principio rector, sin importar si fue producto de una violación, si la víctima es una niña o si está en riesgo la vida de la madre. También cuestiona el concepto de salud integral de la OMS. Plantea, además, exigir pruebas de la violación y más aun a las menores de 13 años, cuando a esa edad objetivamente son casos de violación. Ponen también ese argumento de que si no hay denuncia, el violador podría presionar a la víctima para que solicite ILE y después la sigue violando.

Como frutilla del postre, le importa un carajo si la mujer o niña fue violada, y nombra como “procedimientos menos dañinos” hacer cursar el embarazo, adelantar el parto y darlo en adopción. Algo que ya lo llevaron a la práctica con resultados tremendos para las mujeres; así mataron a Ana María Acevedo en Santa Fe, así hicieron parir a niñas en Tucumán y Jujuy.

La presentación es similar a la que presentó el Portal de Belén en Córdoba, que también era un disparate jurídico y que tenía la única finalidad de retrasar la aplicación del fallo FAL. El problema está en que la justicia clerical y oscurantista hace lugar a esos disparates jurídicos y mientras tanto, por años, no se hicieron abortos no punibles en Córdoba, hasta que se resuelvan todos los pasos judiciales. Nuevamente estamos ante la situación de que el problema es político y no legal.

Es muy probable que la justicia federal salteña especule que golpeando el derecho al aborto con causales sea una vía para bloquear la interrupción voluntaria. Pero nótese lo reaccionario, porque esta presentación es la copia fiel de las torturas y trato cruel que sufrieron niñas que fueron obligadas a parir.

La justicia federal salteña, que es la que menos condenas de juicio de lesa humanidad tiene, habilita feria para tratar un pedido de los celestes. Tampoco tuvieron ese apuro con los casos de mujeres desaparecidas por trata de personas, como María Cash. No señor, entramos en feria, vuelva el próximo año, así le decían al padre de María.

La ley IVE se ganó en las calles, con la fuerza de miles de mujeres y jóvenes, no es el resultado de ninguna lapicera. Las salteñas tenemos que expresarnos nuevamente en las calles, para que ninguna chicana legal se interponga a nuestro derecho conquistado con años de lucha.

Más que nunca, como con la marea verde, es necesario desenvolver una marea naranja para separar a las iglesias del Estado, basta de tutelaje oscurantista en la justicia, la salud y la educación.

En esta nota

También te puede interesar: