01/08/2016

Santa Fe: más denuncias contra la Iglesia por abuso de menores

Reconquista


La localidad de Reconquista, en el norte de Santa Fe, se ha visto conmocionada por el caso del cura Néstor Monzón, acusado de abusar de una niña de tres años. Además de la menor, también sería víctima un niño de cinco años, primo de la primera víctima.


 


A medida que avanzaban los días, los detalles del caso fueron incrementando el escándalo, como el hecho de que la niña tuviera una rotura parcial del himen y HPV -una enfermedad de transmisión sexual.


 


Se trata de una causa plagada de irregularidades: la fiscalía avisó previamente al fiscal que sería detenido y que su casa sacerdotal sería allanada. Entre la detención del cura y la nueva denuncia por parte de los padres del niño de cinco años, se conocieron escuchas telefónicas que involucran a la abogada Gabriela Contepomi, docente universitaria de la Universidad Católica de Reconquista y miembro del tribunal de ética del Colegio de Abogados de esta ciudad. 


 


Contepomi intervino en la causa para alentar al sacerdote a que borrara sus comunicaciones. A partir de esta serie de escuchas, se la imputa (junto al obispo Jorge Macín – quien aparece en algunos diálogos con Monzón) por encubrimiento agravado).


 


Hacia fines de junio, el sacerdote fue liberado por orden del Juez Ireneo Berzano, quien dio como justificativos la falta de testigos por parte de los fiscales (aunque hay 20 en el expediente) que lo llevaron a la “convicción de que mientras transite, en proceso de libertad pero con restricciones, no habrá obstáculos que impidan la investigación de la causa de la damnificada”.


 


Sin embargo, Monzón fue detenido nuevamente el miércoles 6 de julio por una segunda denuncia. El juez Gonzalo Basualdo determinó que los siguientes 60 días los pase tras las rejas, mientras avanza la causa en la que está acusado por un ataque sexual a un nene de cinco años.


 


El poder político de Reconquista, hoy en manos del PJ, no ha movido un dedo para resolver el problema del abuso sexual sobre estos menores.


 


Mientras tanto, el gobierno provincial del Frente Progresista, Cívico y Social se llama a silencio ante este hecho y ante el alarmante incremento de denuncias de abusos sexuales de menores que hay en el norte de nuestra región. Por su lado, la subsecretaria de Políticas de Género Provincial, Gabriela Sosa (Libres del Sur), dijo que “los femicidios son a causa de que las mujeres no denuncian”.


 


Frente a estos casos de abusos, que desnudan los vínculos entre la justicia, el clero local y el gobierno Provincial, el Plenario de Trabajadoras se prepara para dar una gran batalla política en las barriadas populares, en los lugares de trabajo y en el próximo Encuentro Nacional de Mujeres 2016 que se desarrollará en Rosario.


 

También te puede interesar:

La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Desde la Lista Unidad del Frente de Izquierda, tomaron posición sobre el agravamiento de la violencia ligado al delito organizado.
En una provincia donde operan enormes y violentas bandas narco sumamente enquistadas en el poder político, judicial y las fuerzas represivas.