04/08/2020

Se creó la Secretaría de Mujeres, Políticas de Género y Diversidades de La Matanza

Un intento de cooptación sin políticas claras para las mujeres y disidencias.

Liliana Hendel, periodista y psicóloga feminista, fue nombrada, el reciente 3 de agosto, como la primera secretaria de Mujeres, Políticas de Género y Diversidades del distrito de La Matanza. Recordemos que, hasta el momento, la Dirección de la Mujer y Políticas de Género estaba bajo la órbita de la Secretaría de Promoción Social. La Matanza pasa a ser ahora parte de los ocho municipios de la provincia de Buenos Aires que tienen una Secretaría de Mujeres y Diversidad. No será el último, ya que se ha demostrado que la creación de ministerios y secretarías son un gran instrumento de cooptación y de integración estatal del movimiento de mujeres.

Hendel es fundadora de la Red PAR y de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género y una de las responsables de traer a la Argentina la campaña española “Sacale tarjeta roja al maltratador”. Como periodista en canal 13 y luego en Telefé, fue columnista especializada en género y militante por los derechos de las mujeres.

Plan de trabajo

La nueva secretaria presentó su plan de trabajo sustentado en cinco ejes: el acceso a la Justicia y el fortalecimiento de los dispositivos de recepción de denuncias; la habilitación de salas de consulta y consultorios médicos diversos; el cupo laboral travesti trans; el relevamiento y análisis de datos propios del distrito y, por último, la funcionaria aseguró el funcionamiento de una importante área vinculada a las masculinidades donde, anticipó, se trabajará “sobre la deconstrucción de la masculinidad hegemónica” (El1 Digital 2/8).

Con relación al primer eje, el reforzamiento de los dispositivos burocráticos de denuncias no implicaría la creación de centros integrales de asistencia a las mujeres o de la ampliación del único refugio de mujeres en peligro que tiene el distrito. En relación al área de salud y el cupo laboral travesti trans, es un plan demagógico: el mismo municipio desfinanció sistemáticamente los consultorios diversos que se demandan y prometió el cupo laboral que nunca implementó.

Por otro lado, con respecto al cuarto eje, las organizaciones de mujeres y sindicales del distrito, vienen haciendo todo tipo de relevamientos, desde el acceso a la justicia hasta Memorias sobre las mujeres asesinadas por femicidios en La Matanza, pero el plan del gobierno incluye desandar el camino de organización independiente para “institucionalizar” los datos a través de la Universidad Nacional de la Matanza, espacio que es cedido para eventos del clero local, en acuerdo con las iglesias, el municipio y la gestión de la universidad.

Un punto aparte merece la política de “deconstrucción de las masculinidades”, que forma también parte del plan sobre violencias de género presentado el mes pasado por el Ministerio de las Mujeres. Se trata de poner el eje en la idea de un “cambio de paradigma”, pero que tiene una continuidad con la precariedad de la asistencia a las mujeres, mientras el Estado continúa en su alianza con las iglesias y coloca como límite de sus políticas de género el tratamiento de la Interrupción Legal del Embarazo.

Aborto cero

Hendel admitió, en el acto de asunción, que “una cosa que tenemos en esta secretaría es interreligiosidad y eso nos enriquece muchísimo”. Fue la confesión de que cogobernando con la Subsecretaría de Culto, dirigida por un pastor evangélico de Aciera, este nuevo organismo se adelanta a no dar ninguna pelea por la separación de la Iglesia del Estado. Para las mujeres y disidencias del distrito se traduce en la continuidad de la avanzada antiderecho y en los bloqueos constantes a los derechos ya conquistados, como la ILE. El plan de la nueva secretaría no planteó ninguna necesidad de implementar los protocolos ILE en las salas y hospitales municipales, que Magario y Espinoza bloquearon insistentemente debido a los acuerdos que mantienen con las iglesias.

La verdadera preocupación del tándem Espinoza-Magario y del PJ local no son las mujeres. Con la creación de este nuevo organismo, varias luchadoras por los derechos de las mujeres y las diversidades se integran a las áreas creadas por esta nueva secretaría. Los recursos de esta secretaría serán destinados a reforzar el aparato del Estado, que es el responsable de la violencia que padecen las mujeres y disidencias y para disuadir de la lucha al movimiento de mujeres y diversidades.

Planteamos la independencia política del movimiento de mujeres, en La Matanza y en todo el país. Vamos por la separación de las iglesias del Estado. Aplicación de los protocolos ILE, aborto legal, seguro y gratuito. Cupo laboral travesti trans en el distrito, con una bolsa de trabajo bajo control de las organizaciones de la diversidad. Creación de Centros Integrales de la Mujer y las Diversidades. Gritamos ¡basta de violencia! ¡El Estado es responsable! Por Consejos Autónomos de las Mujeres en Nación y la provincia, electos, con presupuesto propio e independencia del Estado.

A pocos días de un nuevo 8 de agosto, en La Matanza y toda América y el Caribe, por la salud de las mujeres y por la legalización del aborto seguro y gratuito.

También te puede interesar:

Un instrumento para debilitar la organización de las familias.
Actividades por el día del derecho al aborto legal, seguro y gratuito en Latinoamérica y el Caribe.
El negocio inmobiliario lujoso que “justifica” el desalojo violento de miles de familias pobres.
En el Día por el derecho al Aborto Legal en América Latina y el Caribe, cientos de compañeres marcharon al Arzobispado cordobés.
A raíz del 28S, dia del aborto legal en América Latina y el Caribe.