03/02/2021

Tailandia legaliza el aborto

Foto: Lauren Decicca/Getty Images.

Como parte del proceso e impulso que impone el movimiento de mujeres y diversidades a nivel mundial, recientemente se aprobó la ley de interrupción voluntaria del embarazo en Tailandia hasta las 12 semanas de gestación. Luego de las 12 semanas, el Consejo Médico dice si un profesional puede interrumpir el embarazo teniendo en cuenta algunas causales: que sea producto de una agresión sexual, si representa una amenaza de salud física o emocional de la persona gestante y si el feto tiene anomalías. Si bien avanza en su legalización, mantiene restricciones.

Esta nueva legislación es resultado de una modificación exigida por el Tribunal Constitucional de Tailandia, que dictaminó en febrero del 2020 que las leyes existentes sobre la penalización del aborto eran inconstitucionales. El problema básicamente consistía en que, si bien se puede realizar la interrupción voluntaria del embarazo frente a causales (si la salud física o mental de una mujer está en riesgo, el feto tienen alto riesgo de enfermedad genética, en casos de violación y niñas menores de 15 años), el código penal contemplaba que si alguien presenta una queja contra una mujer que ha cursado un aborto se puede enfrentar una pena de prisión o multa.

En aquella oportunidad, el fallo del tribunal Constitucional le dio plazo de 360 días al gobierno para que resuelva la contradicción: mientras en la constitución se esgrime la igualdad de derechos de hombres y mujeres, una mujer puede ser penalizada por decidir sobre su propia maternidad. Uno de los principales factores que atraviesa el debate es el alto índice de embarazos adolescentes en el país “Tailandia tuvo 35 casos de embarazos de adolescentes por cada 1.000 niñas de 15 a 19 años en 2018, con un objetivo de 25 casos para 2026, según muestra un informe del Fondo de Población de la ONU.”

Finalmente, esta reforma fue llevada al parlamento y aprobada: “Por 166 votos contra 7, el Senado votó por enmendar una ley que había impuesto penas de prisión de hasta tres años para cualquier persona que se sometiera a un aborto y de hasta cinco años para quienes lo realizaran. La nueva versión permite a cualquier mujer interrumpir un embarazo en las primeras 12 semanas.”

También te puede interesar:

La joven mendocina falleció luego de realizarse un aborto. El director del hospital afirma que murió por una complicación sin vínculo con esa práctica.
Fuera los objetores de la medicina privada y del hospital público. Preparemos una gran movilización para el 28 de mayo, Día de Acción por la Salud de las Mujeres.
La posibilidad de una guerra civil.
Sobre el fracaso de AMLO en materia de género.
Fue a partir del pedido realizado por la exsenadora pejotista Liliana Negre de Alonso.