26/06/2020

Trata y prostitución: masiva charla con Vanina Biasi y Blanca Rizo, de Madres Víctimas de Trata

Más de 550 participantes de todo el país.

El miércoles 24 la UJS y el Plenario de Trabajadoras realizaron una charla debate con Vanina Biasi, dirigente nacional del Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero, y Blanca Rizo, cofundadora de la organización “Madres Víctimas de Trata”.


La actividad contó con más de 550 participantes (450 en la plataforma Zoom y el resto a través del Facebook del Plenario de Trabajadoras): una enorme actividad para debatir sobre la trata y la prostitución, una de las grandes problemáticas que atraviesa al movimiento de mujeres y diversidades sexuales y de género de nuestro país.


Blanca arrancó su intervención exponiendo un mapa conceptual al que ella denomina “Máquina prostituyente”, y que fue completando mientras reconstruía su lucha contra la trata. Explicó los distintos operadores prostituyentes y el engranaje que hay detrás, brindando un aporte muy valioso, derivado de su experiencia militante, para comprender la estructura del segundo negocio más rentable a nivel mundial. La oradora se refirió a la responsabilidad de las distintas instituciones del Estado. Al mismo tiempo, analizó el rol de los medios de comunicación como actores que cosifican, desinforman y desarrollan una “cultura prostituyente” que naturaliza el consumo y ejercicio de la prostitución. Algo muy destacado en la intervención de Blanca fue su consideración sobre qué significa naturalizar que un hombre pague por sexo: “el sexo es un acto de libertad, se paga para ejercer diferentes tipos de violencia”.



Siguiendo con los engranajes de la “máquina prostituyente”, Blanca enumeró los distintos métodos de cooptación de mujeres y niñas para la trata: “a través de un secuestro, el engaño laboral para llevar a otro país u otra provincia, el engaño por internet y la falsa identidad, enamoramiento y ofrecimientos a niñas entre los 13 y 16 años”.  También desarrolló los distintos mecanismos por los que se ejerce el negocio de la prostitución, y fue muy resonante su definición de los prostíbulos como cárceles o verdaderos centros clandestinos, donde las mujeres son violadas hasta 60 veces en un mismo día.


Por último, Blanca se refirió al debate con el regulacionismo (que plantea la “regulación” de la actividad), señalando que en la Argentina existen solo un 2% de mujeres que ejercen la prostitución sin vínculo directo con proxenetas. Sin embargo, es ese 2% que el lobby regulacionista, asociado al proxenetismo, esgrime a su favor, para seguir perpetuando todo tipo de flagelo y ocultar la estructura descripta. “No es una cuestión subjetiva, estamos hablando del segundo delito a escala mundial, que tiene a más de 45 millones de víctimas privadas de su libertad. La reglamentación de la prostitución en Alemania, por ejemplo, ha sido una puerta abierta para los proxenetas, aumentando así cuatro veces la trata en ese país”, señaló.


A su turno, Vanina Biasi arrancó su intervención entrelazando esta realidad con los Estados capitalistas en todo el mundo. En ese sentido, señaló que “el capitalismo es un sistema caduco” que “como no puede ofrecer el desarrollo de las actividades productivas, se refugia en el negocio de la pornografía y la prostitución, que destrozan la humanidad de millones de personas y que ofrecen un nivel de ganancia capitalista que otros sectores no ofrecen”. Vanina explicó como la maquinaria prostituyente que Blanca expuso se perfeccionó con el tiempo, convirtiéndose hoy en una fuente de ingresos capitalistas para un puñado de proxenetas que no tiene precedentes.


La dirigente del Plenario de Trabajadoras también abordó el rol de la Justicia y el cuerpo de leyes relacionadas con la trata. “Como pasa con todo el cuerpo legal”, expresó, “hay una distorsión de la ley y la realidad. Es el Estado que se resiste y al mismo tiempo legaliza el desenvolvimiento del negocio de la prostitución en Argentina”.


Por último, Vanina se refirió a la polémica con las posiciones -regulacionistas- de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar). Afirmó que dicha organización “es un recurso temporario para justificar la acción del Estado y su condición de proxeneta ligado al beneficio capitalista. La extensión de la prostitución moldea a una sociedad: vos podrás ‘querer’, pero si la sociedad se moldea bajo el entendimiento de que se puede disponer del cuerpo de una mujer o niñe a su gusto, ello funcional a un modelo que lo único que hace es disciplinar a la sociedad, para poder ser más efectivo en la explotación capitalista y tener menos obstáculos. En el campo del abolicionismo hay una expectativa en el Estado capitalista; en el regulacionismo, un embellecimiento del mismo”.


Este gran encuentro nos deja como conclusión el enorme interés que despierta esta problemática en todo el país, por estar relacionada directamente con la opresión del capital y sus Estados sobre las mujeres, jóvenes y diversidades sexuales y de género. Por tratarse de una realidad cotidiana que enfrentan en los barrios organizaciones como el Polo Obrero, el Plenario de Trabajadoras y Madres Víctimas de Trata. Se ve con claridad la necesidad de desarrollar la lucha por el desmantelamiento de las redes de trata, en este contexto de agravamiento de la crisis capitalista y la consecuente miseria social.

También te puede interesar:

Concentramos el 26 de octubre para exigir su aparición con vida y el desmantelamiento de las redes de trata.
Recientemente estrenada en Netflix, la película indaga en la trata de mujeres hacia Italia y las complicidades políticas.
Terminar con esta situación de comercialización y deshumanización requiere de una organización independiente del Estado y todos sus cómplices.
Sigamos en las calles exigiendo justicia y protección para “Nora” y la inmediata imputación de los culpables.