19/02/1998 | 574

Un aporte sobre la situación de la mujer

Objeto de todo tipo de agresiones físicas, morales, espirituales, provenientes de otros seres, desde familiares, amistades, compañeros, hasta de otras mujeres, esto habla de su muy pobre valoración.


Castigada por el esposo con sus puños, la infidelidad, los insultos, el uso y abuso sexual, la violación dentro del matrimonio, la falta de aporte económico para ella y el grupo familiar infligiéndole un sufrimiento superlativo.


Castigada por el padre, muchas veces violada, insultada, denigrada, sometida a las tareas más duras y menos agradables con una madre muchas veces cómplice.


Castigada e insultada por el hijo, usada económicamente por éste. Se la considera siempre la culpable, la responsable de numerosos actos de la vida (ella no es violada, ‘habrá estado provocando’).


Desprotección por parte de la sociedad en referencia a su derecho a determinar cuántos hijos desea concebir, su decisión de crecer, de instruirse, de elevarse social y económicamente.


La mujer sola embarazada no tiene dónde recurrir para vivir y ser protegida por falta de hogares destinados a tal fin; la mujer con numerosa descendencia abandonada por su pareja o esposo a veces ni siquiera tiene vivienda, trabajo, jardines maternales donde dejar a sus hijos.


Dejan para la mujer las actividades más sacrificadas y menos rentables (maestras, médicas, enfermeras, etc.), destacándose en ellas aún a pesar de todas las ‘contras’ habidas y por haber.


Hasta en las actividades criminales el ensañamiento hacia la mujer es desmedido (estado en que quedan las mujeres muertas a manos de hombres por el motivo que sea) y cuesta enormemente dilucidar y aclarar estos delitos (se»cubre» siempre al hombre).


El ascenso en la escala social, económico-laboral, es penoso, por los inconvenientes que se suceden permanentemente (concursos muy trabados, acoso sexual, trampas diversas como ser acusaciones falsas).

También te puede interesar:

Conquistaron un compromiso de pago del aumento adeudado.
Con bombos y platillos el gobierno se exculpa de la violencia, mientras cajonea la Resolución 1.057 de Casas refugio aprobada en la Legislatura hace más de un año.
Movilización al Ministerio de Trabajo, calle Alem, y a las sedes locales del ministerio.
Reclaman por su reincorporación, pase a planta y reconocimiento de derechos laborales.
Ella había hecho la denuncia y contaba con una perimetral.