08/10/1998 | 603

Una opinión del pre-encuentro de Budge

El 5 de setiembre se realizó, en Budge, un pre-encuentro de mujeres, preparatorio al encuentro que se realizará en el Chaco. Por mi condición de habitante del lugar e integrante del ‘Plan de Trabajo Bonaerense’ participé del debate del taller de ‘mujer y trabajo barrial’. Este fue el taller que más interés despertó, ya que las necesidades del barrio son muchas, las cuales se ven agravadas por el alto índice de desocupación que las mujeres enfrentamos día a día.


Este taller intentó ser ‘copado’ por el aparato del PJ, el que maneja el COC (Centro de Organización Comunitaria) de la zona. Una trabajadora barrial que participó del taller denunció que «en la municipalidad de Lomas de Zamora» hay 600 entidades barriales anotadas, pero sólo 80 son las que cumplen alguna función. Los COC barriales son supervisados por la presidenta del Concejo Deliberante de Lomas, la Dra. Ana Ranfo, quien desde el año 1996 se encuentra al frente de este cuerpo creado para atender y dar solución a los reclamos del barrio, que son innumerables como las ‘napas contaminadas’, el agua potable, el asfalto, las inundaciones, el recorte del plan Vida, el tema de las tierras, la falta de seguridad, la desocupación, la salita de primeros auxilios. Las mujeres presentes en el ‘taller de mujer y trabajo barrial’, volcaron sus inquietudes y dijeron «no sentirse representadas por los COC los cuales fueron creados para ‘canalizar’ los reclamos e inquietudes de los vecinos».


«Los funcionarios de gobierno debemos asumir el compromiso de atender los reclamos de la población, para poder lograrlo, el papel de los COC donde los vecinos, a través de sus entidades intermedias, participan en la búsqueda de las soluciones prácticas y rápidas para el barrio», dijo el intendente Juan Bruno Tavano, en abril de 1998.


Una asistente social que participó de dicho taller planteó la necesidad de elevar un plan para «cambiar a la gente que maneja los COC, que son vecinos del barrio», muchos de ellos con las mismas necesidades que nosotras, pero que en su calidad de ‘punteros’ políticos del PJ no cumplen ninguna función comunitaria.


También denunció haber cumplido funciones en un COC de la zona (en su calidad de trabajadora social) y que era mucha la gente que se acercaba con sus problemas, en busca de alguna solución especial, pero que ella, por «orden» del coordinador de dicho COC, mandó archivar las demandas de los vecinos en un cajón, porque «no debían llegar a la municipalidad».


Estas denuncias gravísimas, no son nuevas para nosotras , porque forman parte del ataque que el gobierno y sus funcionarios descargan sobre los trabajadores. Utilizando nuestras necesidades más elementales nos imponen a todos los trabajadores, condiciones de extrema precariedad, con la reforma laboral, la destrucción de la salud, la Ley Federal de Educación, la desocupación, etc. Todo esto nos debe acercar a la conclusión de que sólo nuestra organización política independiente, con un programa de reivindicaciones propio, será lo que nos permita acabar con el actual régimen social.


Las mujeres autoconvocadas que participamos en el taller de ‘mujer y trabajo barrial’, logramos que se entienda que el principal motivo de»todos los males que nos afectan es la desocupación» y con el planteamiento de sacar un pronunciamiento con soluciones, fijamos el día 19/9 para un nuevo encuentro (de nuestro taller) y poder llegar a un acuerdo de cómo llevar adelante un principio de acción, repartimos nuestros materiales, invitando a una reunión en nuestro local para el encuentro de mujeres autoconvocadas de la zona sur.

También te puede interesar:

Vacunas, deuda externa y tarifazos: un coctel explosivo en la provincia de Buenos Aires. 
Elección del Partido Justicialista en la provincia de Buenos Aires.
La ofensiva del kirchnerismo por el control de la estructura partidaria del PJ bonaerense fue en paralelo al frenazo legislativo de la eliminación de las Paso.
El entramado político que sostiene la impunidad del ex-comisario